Imágenes en 3D de la NASA permiten predecir las tormentas solares

  • Redacción internacional, 15 abr (EFE).- Los observatorios espaciales STEREO de la NASA han logrado por primera vez medir con precisión la velocidad, la trayectoria y la forma tridimensional de una tormenta solar, lo que permitirá predecir estos fenómenos como se hace con un huracán, informó la agencia espacial.

Redacción internacional, 15 abr (EFE).- Los observatorios espaciales STEREO de la NASA han logrado por primera vez medir con precisión la velocidad, la trayectoria y la forma tridimensional de una tormenta solar, lo que permitirá predecir estos fenómenos como se hace con un huracán, informó la agencia espacial.

Estos "tsunamis" solares surgen de una erupción en la atmósfera externa del sol que lanza miles de millones de toneladas de plasma al espacio a miles de kilómetros por hora, y se propagan por el espacio en forma de nube.

La versión más amable del fenómeno son las inofensivas auroras boreales, pero estas explosiones pueden producir rayos cósmicos peligrosos para las naves espaciales, los astronautas y la tecnología en la Tierra, desde apagones de luz hasta problemas en las comunicaciones con los satélites o con pilotos de aviones que sobrevuelan los polos.

Las observaciones desde las naves gemelas del observatorio de relaciones terrestres y solares de la NASA (STEREO) han permitido ahora a los científicos captar imágenes de las tormentas solares y medir en tiempo real su campo magnético desde el momento en que se originan hasta que llegan a la Tierra, según informa la NASA en su página web.

La misión STEREO, lanzada en octubre de 2006, está formada por dos observatorios prácticamente idénticos que permiten vigilar de forma simultánea estas erupciones desde dos puntos distintos de la órbita terrestre alrededor del Sol, lo que brinda una visión única de la anatomía de una tormenta mientras se dirige hacia la Tierra.

"Ahora podemos ver una eyección de masa coronal (tormenta solar) desde el momento en que abandona la superficie del sol hasta que alcanza la Tierra y podemos reconstruir el fenómeno en 3D a partir de las imágenes", según el físico solar de la NASA Vangelos Vourlidas.

Hasta ahora, la tormenta solar podía ser captada cerca del Sol, pero para obtener nuevas mediciones era necesario esperar a que la nube llegara a la Tierra, entre tres y siete días más tarde.

Gracias a las mediciones de STEREO, ahora se puede saber cuándo la tormenta solar llegará a la Tierra y predecir cuánta energía liberará en la magnetosfera, el escudo magnético protector de nuestro planeta.