La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

  • Moscú, 8 abr (EFE).- El módulo de descenso de la nave rusa Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterrizó hoy con éxito en las estepas de Kazajistán, informó el Centro del Control de Vuelos (CCVE) de Rusia.

La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

La Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterriza con éxito

Moscú, 8 abr (EFE).- El módulo de descenso de la nave rusa Soyuz TMA-13 con tres tripulantes a bordo aterrizó hoy con éxito en las estepas de Kazajistán, informó el Centro del Control de Vuelos (CCVE) de Rusia.

El módulo, que trajo de regreso de la Estación Espacial Internacional (EEI) al cosmonauta ruso Yuri Lonchakov, al astronauta estadounidense Michael Fincke y al turista espacial Charles Simonyi, tocó tierra a la hora programada, a las 07.16 GMT.

Lonchakov y Fincke permanecieron 177 día en la EEI, mientras que el turista espacial estuvo a bordo de la plataforma orbital total de diez días.

"Según los informes de los grupos de búsqueda, el módulo de descenso aterrizó en el lugar previsto. El estado de todos los cosmonautas es normal", dijo un portavoz del CVVE, citado por la agencia Interfax.

El retorno de la Soyuz TMA-13, fue aplazado 24 horas debido al cambio de la zona de aterrizaje, pues la inicial era una región pantanosa, lo que hubiera dificultado la labor de los equipos de rescate.

"Hay aterrizaje", esa dos palabras aparecieron en la pantalla gigante del CCVE, desde donde el canal de noticias Vesti efectuaba una transmisión en directo, cuando el módulo tocó tierra.

Minutos después, la televisión enseñó imágenes de los tres tripulantes de la Soyuz TMA-13, ya fuera del módulo.

Simonyi, que según la prensa rusa pagó 35 millones de dólares por viajar por segunda vez a la EEI, es el último turista espacial que viajará a la plataforma hasta que se construya una nueva Soyuz especialmente con ese fin.

Entre otros experimentos, durante su estancia en la EEI, el magnate informático estadounidense Simonyi trazó un plano de la contaminación radiactiva del ingenio espacial.