¿Los emoticonos de Whatsapp pueden revelar cómo es nuestra personalidad?

  • El diccionario Oxford ha publicado que su palabra de este año es el emoji muerto de risa del Whatsapp.

  • Un publicista de Nueva York asegura que los emoticonos dicen mucho de nuestro caracter.

Estudio de los emoticonos

Estudio de los emoticonos

Etiquetas

No es una broma. El diccionario Oxford ha publicado que su palabra del año para este 2015, es por primera vez, el emoji del Whatsapp que llora de la risa. La revolución con estos dibujos que nos permiten comunicarnos sin el uso de palabras está en su máximo apogeo.

Es por eso que aprovechando el tirón de Whatsapp, Daniel Brill, un publicista de Brooklyn ha decidido inventar un nuevo término psicológico: el emojinalysis . Ha abierto una consulta interactiva en Internet para hacer un experimento psicosocial y enseguida, se ha llenado de "pacientes" que ansiosos, han buscado respuestas.

El emojinalysis de Brill

Básicamente el experimento ha consistido en el envío de capturas de pantallas de los emojis que más recientemente han usado en sus conversaciones. Brill ha dado una interpretación de lo que ha visto y de cómo puede ser la personalidad de esas personas.

Entonces, ¡oh dios mío!, si uso todos los días la caca con ojos¿debo preocuparme? ¿Qué revela esto de mi carácter? ¿Acaso soy una persona incapaz de pensar en otra cosa que no sea en fiesta y más fiesta por usar a todas horas la flamenca y las cervezas?

El experimento de Daniel Brill ha reflejado cuáles han sido los emojis más utilizados por sus "pacientes" y qué reflejan sobre la personalidad:

Cara muerta de la risa:

Si este emoticono es de tus preferidos en tus conversaciones de Whatsapp eres una persona que se toma las cosas poco en serio y que busca el humor siempre en todas las situaciones. A lo mejor buscas demasiado humor, pero eso es bueno, ver el lado gracioso de las cosas.

Cara con sueño:

Reconócelo. Te encanta acostarte tarde y luego por las mañanas sufres las consecuencias y te vas durmiendo por las esquinas. Amas dormir y luchar por tus sueños...

Cara pícara:

Usar este emoticono gusta mucho a los usuarios de Whatsapp, según Brill. Da un toque a los mensajes muy pícaro pero eso sí, lo mucho cansa también. Si lo utilizas a todas horas corres el riesgo de parecer que vas un poco de sobrado/a por la vida.

Cara sonrisa profident:

Eres una persona fuerte a la que no le gusta mostrar sus debilidades, sobretodo ante tus enemigos. "Dientes, dientes", como decía una...

Pulpo:

¡Ojo, si eres chico!, porque según el publicista americano, los hombres que dan un uso excesivo a este entrañable dibujo reflejan timidez y dificultades a la hora de ligar con las mujeres... !Ánimo!

Gato con ojos amorosos:

Vale que los gatitos son adorables, pero en serio, ¿quieres acabar como la loca de los gatos de Los Simpson?.

Caca sonriente:

Eres una persona optimista porque, sí, la vida a veces puede ser una gran caca, pero siempre con una gran sonrisa.

Peineta:

Un mal día lo podemos tener todos y siendo sinceros, a veces muchas de las personas con las que nos relacionamos a diario, se la ganan a pulso. Eso sí, tampoco te pases con su uso porque revela bordería o pasotismo.

Patatas fritas (y cualquier otro dibujo de comida rápida):

Está claro que las recomendaciones de la OMS de evitar este tipo de comidas te son bastante indiferentes. Luego no te quejes si los emoticonos que más empiezas a utilizar son los relacionados con el deporte y el ejercicio físico.

Pero ahora en serio. ¿Realmente una combinación de emoticonos pueden revelar el lado psicológico de nuestra personalidad?Lainformacion se lo ha preguntado al psicólogo experto en adicciones, José Antonio Molina y él lo tiene claro: "No hay un estudio psicológico que ampare que un emoticono puede revelar cómo somos. Se puede dar una opinión pero nada más. Desconozco si se podría estudiar de forma empírica y contrastable con un test de estados anímicos".

¿Adictos a Whatsapp?

Una segunda lectura que se ha podido sacar de este experimento realizado por Daniel Brill es la de si, realmente, lo que hay detrás de esto y los emoticonos es un uso excesivo de Whatsapp. ¿Exiten adictos a esta aplicación? ¿Por qué engancha tanto?.

Whatsapp se ha convertido casi en una prolongación más de nuestro cuerpo. La usamos a diario, la prestamos más atención casi que a muchos de nuestros amigos, familia o pareja y es una nueva forma de comunicarnos entre nosotros. Molina asegura que eltérmino de adicción se emplea muy gratuitamente.

"A los medios de comunicación les interesa mucho hablar de adicción, porque vende bien. El uso de Whtatsapp la gente tiende a normalizarlo y a pensar que como todo el mundo lo hace, entonces, ¿qué problema hay?.En todos mis años de experiencia en adicciones nunca me he encontrado con un paciente que diga ser adicto a las redes sociales o a Whatsapp y ,sinceramente, no creo que me lo encuentre. Es muy difícil que se pueda comparar a adicciones más problemáticas y que sí que afectan a tu vida, a tu entorno, como pasa con la cocaína o el alcohol, por ejemplo".

¿Cuándo Whatsapp volverse en mi contra?

Whatsapp engancha porque es una "forma cómoda e inmediata de comunicación". No nos supone ningún coste y además, se le suma el factor moda. El psicólogo José Antonio Molina asegura que Whatsapp puede convertirse en un problema si no toleramos que la persona a la que hemos escrito no nos responda, si empezamos a investigar y a montarnos nuestras "paranoias" o cuando nos impide socializar y mantener conversaciones cara a cara. Pero al final, el problema es nuestro por darle un uso incorrecto.

"Yo siempre pongo el mismo ejemplo: los coches, a priori, nos facilitan la vida, pero si haces un mal uso de ellos, corriendo demasiado, no echándoles gasolina, no llevándoles a hacer sus revisiones, al final, se acaban convirtiendo en un problema. Pues con whatsapp pasa lo mismo. El problema reside en nosotros y nuestra actitud."

José Antonio Molina, por lo tanto, hace un llamamiento a la calma y a que nos tomemos el asunto de Whatsapp con calma y usando la cabeza. Eso sí, hace un llamamiento a los padres con hijos que comienzan a usas los teléfonos móviles.

"Si no queremos lamentarnos en un futuro del comportamiento de nuestros hijos con los móviles o con Whatsapp es importante ver qué ejemplo les estamos dando. No vale que les pidamos que usen esta aplicación de forma responsable si nosotros, como padres, no prestamos atención a otra cosa."