CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Perder más de un dos por ciento de agua corporal disminuye la capacidad de memoria a corto plazo

Perder más de un dos por ciento de agua corporal disminuye la capacidad de memoria a corto plazo

Perder más de un dos por ciento de agua corporal disminuye la capacidad de memoria a corto plazo

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La pérdida de más de un dos por ciento de agua corporal disminuye la capacidad de memoria a corto plazo, según la revisión científica 'Rendimiento cognitivo y deshidratación', dirigida por la doctora Ana Adan de la Universidad de Barcelona, y publicada en 'Journal of the American College of Nutrition'.

"Una hidratación adecuada es un factor decisivo en la prevención de accidentes laborales y el desarrollo de enfermedades", ha puntualizado Adan, para quien "por muy leve que sea la deshidratación, implica un desequilibrio en la función homeostática del medio interno que puede repercutir negativamente en la capacidad cognitiva e interferir en la correcta realización de actividades laborales o académicas que requieran la utilización de habilidades mentales concretas".

El estudio aborda cómo la falta de reposición de líquidos afecta a diversas actividades intelectuales, como la atención, las psicomotoras, las de memoria inmediata y las evaluaciones de estado subjetivo como las más perjudicadas ante una hidratación inadecuada.

Los cambios en la cantidad de sales y electrolitos corporales producidos por la deshidratación pueden alterar la actividad cerebral y el correcto funcionamiento de diversos sistemas de neurotransmisión que intervienen en el procesamiento cognitivo favoreciendo la pérdida de concentración y menor rendimiento.

Se considera un estado de deshidratación leve la pérdida de hasta un dos por ciento de agua corporal y, moderada, de hasta un cinco por ciento. Para tener un estado de hidratación óptimo se recomienda consumir aproximadamente entre 2 y 2,5 litros de líquido al día, de los que entre un 20 y 25 por ciento tiene que proceder de alimentos, y entre un 75 y 80 por ciento de las bebidas.