Renault adjudica a la planta gala de Cléon un nuevo motor diesel, con el que no contaba Valladolid

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El fabricante francés de automóviles Renault ha adjudicado a la planta gala de Cléon la producción del nuevo motor diesel de 1.6 litros dCi de 130 caballos, informó hoy la compañía, que iniciará la fabricación de este propulsor a partir de 2011.

Fuentes de Renault España consultadas por Europa Press señalaron que la planta de motores que posee la firma en Valladolid optaba a la fabricación de esta mecánica diesel, "porque al ser una de las dos mejores del grupo siempre opta a todos los proyectos", aunque señalaron que desde la filial española de la firma del rombo "no se contaba" con este motor.

"La concesión de este propulsor a Valladolid no estaba entre nuestras expectativas, a pesar de que esta planta siempre opta a la concesión de los motores, al igual que Cléon o Pitesti (Rumanía), aunque no contábamos con que nos lo concedieran y más después de que la fábrica recibiera el motor TCe de 130 caballos", añadieron dichas fuentes.

Renault señaló que la adjudicación a Cléon de este motor, que se montará principalmente en el modelo Mégane, se debe al objetivo de optimizar las inversiones, ya que esta fábrica cuenta con líneas de fabricación flexibles en las que se pueden construir varios tipos de mecánicas.

Además, la marca del rombo aseguró que la instalación productiva de Cléon cuenta con una dilatada experiencia y mantiene una elevada competitividad, lo que permitirá reducir los costes de inversión de este proyecto.

La factoría gala, que acaba de celebrar su 50 aniversario, fabrica en la actualidad los propulsores diesel 1.9 dCi, 2.0 dCi, 2.5 dCi y V6 dCi, así como los motores de gasolina de 2.0 litros y las cajas de cambios manuales de cinco y seis marchas.

Renault señaló que la mecánica concedida a Cléon forma parte de la estrategia de 'downsizing' de la compañía, que se basa en la reducción de las cilindradas y de los tamaños de los motores, orientada a disminuir los consumos y las emisiones sin que ello repercuta sobre las prestaciones.

Así, el nuevo dCi de 130 caballos tiene la misma potencia que el 1.9 dCi, pero con unas emisiones de dióxido de carbono 30 gramos menores y una disminución del consumo de combustible del 20%. Este propulsor se montará en los modelos del segmento C y D de la firma.