Sebastián celebra la adjudicación del Audi Q3 a Seat y avanza que "pronto" habrá más buenas noticias

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró hoy que la decisión de Volkswagen de adjudicar la fabricación del modelo Audi Q3 a la planta de Seat de Martorell (Barcelona) a partir de 2011, es una "buenísima noticia" para el sector y avanzó que "pronto" habrá más novedades para el sector. "Como hemos hecho con Audi haremos con el resto de marcas porque todas tienen un futuro muy prometedor en nuestro país", aseveró.

En declaraciones en el Congreso de los Diputados, Sebastián señaló que la decisión de Volkswagen supondrá que se garanticen 1.500 empleos directos y 5.000 en la industria de componentes, gracias a la fabricación de 80.000 vehículos "de la gama más alta que se haya fabricado hasta le fecha en España". Anteriormente, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, había elevado estas cifras hasta los 7.500 empleos directos e indirectos.

Sebastián agradeció a Volkswagen, con cuya directiva se reunió en Alemania hace una semana, la adjudicación, así como a los sindicatos y a las autoridades catalanes, en especial al conseller de Innovación, Josep Huguet, y al presidente de la Generalitat, José Montilla. "Hemos trabajado juntos, hemos hecho importantes esfuerzos y han dado sus resultados", celebró.

DISCRECIÓN DE LAS NEGOCIACIONES.

Sebastián eludió concretar si Industria está iniciando contactos similares con la dirección de Renault para garantizar la actividad de la planta de Valladolid, y se limitó a asegurar que el Gobierno está trabajando con "discreción" y es "prematuro" hacer ningún anuncio sin los resultados. "España es el tercer país de Europa en la industria del automóvil y lo va a seguir siendo", aseveró.

En este sentido señaló que el Plan Integral de Automoción, dotado con 4.000 millones de euros y que se desarrolla en colaboración con los sindicatos y las comunidades autónomas permitirá garantizar la competitividad y el futuro de la comunidades autónomas. "El ejemplo de Audi es el primero pero no va a ser el último", insistió.