La UC realiza en sus laboratorios pruebas de ADN para entidades públicas y particulares

Un grupo de investigación de la UC fue el primero en optimizar una nueva forma de realizar los análisis de marcadores SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) La Universidad de Cantabria (UC) realiza en sus laboratorios pruebas de ADN para entidades públicas y particulares, en lo que es el único servicio público para el estudio del ADN que existe en la comunidad autónoma. La investigadora y profesora titular de Medicina Legal y Forense de la Facultad de Medicina de la UC Maite Zarrabeitia, del Departamento de Fisiología y Farmacología, es la responsable de este laboratorio. En él se realizan perfiles genéticos para entidades públicas, principalmente los juzgados, y también para particulares. La investigación biológica de paternidad es la aplicación más solicitada en Cantabria, pero no es la única. Las pruebas realizadas en los laboratorios de la UC también sirven para determinar otras filiaciones, identificar restos humanos y generar un DNI genético con el que tener localizados en los hospitales a los niños recién nacidos, por ejemplo. "Aquí garantizamos la cadena de custodia, hecho determinante en todos los procedimientos judiciales. Los aparatos que utilizamos están aquí mismo, de modo que la muestra no sale a ninguna parte", explicó la doctora Zarrabeitia, quien añadió que no se acepta hacer el estudio genético de un menor si sólo viene uno de los progenitores. La fiabilidad del análisis viene avalada por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que cada año realiza un control y certifica la calidad del proceso, asegurando que se utiliza una metodología estandarizada. MAPA GENÉTICO Para dibujar un mapa genético básico de una persona sólo es necesario analizar una pequeña muestra orgánica: sangre o saliva de personas vivas y cualquier fragmento de piel o hueso en el caso de personas fallecidas, aunque en este caso el nivel de degradación de los restos influirá para obtener unos resultados fiables. Los expertos en medicina forense ni siquiera necesitan que el progenitor viva para investigar filiaciones, ya que las muestras de abuelos y hermanos pueden servir para determinar un parentesco. Según la doctora Zarrabeitia, "la genética forense es una disciplina relativamente moderna y las tecnologías que se utilizan son bastante novedosas". En la UC se utiliza una máquina denominada secuenciador capilar y para cada muestra se analizan distintos marcadores: los autosómicos, que son todos excepto los referidos a los cromosomas sexuales (X e Y) y que dan mucha información genética; y los marcadores X e Y, que permiten saber si alguien es hijo de una persona que no está a través del estudio de los familiares. "Toda la línea paterna, de padres varones a hijos varones, tiene los mismos marcadores en el cromosoma Y. Por su parte, el cromosoma X es muy útil para saber si dos mujeres son medio hermanas, es decir, si comparten padre", detalló la investigadora. APORTACIONES DE LA UC Ahora se apunta al cromosoma X en estos estudios de ADN, pero no siempre ha sido así. El grupo de investigación cántabro fue el primero que optimizó, hace más de seis años, una nueva forma de realizar los análisis uniendo en una misma reacción a cinco marcadores del cromosoma X. Así lo describieron en 2002 Maite Zarrabeitia y otros cinco investigadores en el artículo científico "A new pentaplex system to study short tandem repeat markers of forensic interest on X chromosome", que apareció en la revista especializada "Forensic Science International" y ha sido muy citado. Esta técnica del "pentaplex", cuyo uso se ha extendido en los laboratorios, no es la única contribución de los científicos de la UC a los estudios de ADN. También han desarrollado un programa para efectuar los cálculos sobre paternidad que se ha extendido a países de todo el mundo. Su utilidad es notable: cuanta más información estadística se pueda almacenar sobre los perfiles genéticos de una población, más se podrán afinar las probabilidades de que una persona sea hija de otra, por ejemplo. "Se llama PATCAN y es un software de distribución gratuita. Lo presentamos hace algunos años en algún congreso y nos lo han pedido laboratorios de muchos países, algunos tan lejanos como China, Japón y Australia", recordó Maite Zarrabeitia. Los análisis que realiza la doctora, además de su aplicación en filiaciones, sirven para identificar a personas por los restos de exhumaciones, aunque lleven muchos años fallecidas. "ADN siempre aparece algo, aunque si hablamos de varias décadas puede estar muy degradado". Otro caso en el que los perfiles genéticos pueden ser muy útiles es cuando alguien adopta a un niño. "Hay padres que quieren tener esa información y conservarla por si pasa algo, como una catástrofe en la que se tenga que identificar al pequeño", explicó.