Una brasileña se somete a una prueba de ADN para demostrar su identidad y que no fue enterrada

  • Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- Una brasileña de 54 años fue sometida hoy por un hospital de Río de Janeiro a una prueba genética de ADN para demostrar que es ella misma y no fue sepultada, después de que la clínica intercambió su identidad con la de una paciente muerta y a pesar de que las dos familias alertaron sobre el error.

Una brasileña se somete a una prueba de ADN para demostrar su identidad y que no fue enterrada

Una brasileña se somete a una prueba de ADN para demostrar su identidad y que no fue enterrada

Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- Una brasileña de 54 años fue sometida hoy por un hospital de Río de Janeiro a una prueba genética de ADN para demostrar que es ella misma y no fue sepultada, después de que la clínica intercambió su identidad con la de una paciente muerta y a pesar de que las dos familias alertaron sobre el error.

La mujer, de nombre María Rita Alves dos Santos, sufrió un derrame cerebral y perdió la memoria, mientras que Vilma María Cabloco Fernandes, de 57 años y con características físicas similares, fue internada por igual causa en el mismo hospital, donde falleció, informó hoy el canal Globonews.

Los yernos de las dos mujeres alegaron que sus suegras no eran las mismas personas y el hospital justificó que en el caso de Alves dos Santos ella había pasado por secuelas que le habían cambiado su aspecto físico, mientras que con Cabloco Fernandes el nosocomio explicó que los cadáveres sufrían "ciertas" transformaciones.

La historia es similar a la de la película "Changeling", protagonizada por Angelina Jolie y en la que su personaje es casi que obligado a recibir a un niño extraño luego de que la mujer reportó la desaparición de su verdadero hijo.

Alves dos Santos vivió durante trece días con la hija y el yerno de Cabloco Fernandes y sólo después que recobró la memoria pudo explicar la confusión originada en el centro hospitalario.

Cabloco Fernandes, en tanto, fue sepultada por la familia de Alves dos Santos con el nombre de ella y a pesar de la desconfianza de la hija y del yerno de esta última de que se trataba de otra persona.

El Hospital de Sao Gonçalo, en la región metropolitana de Río de Janeiro, señaló que abrió un proceso de investigación para determinar las causas de la confusión.

La hija de Cabloco Fernandes, Luciana Fernandes, señaló que las enfermeras del hospital la cuestionaron por poner en duda la identidad de su supuesta madre cuando ella recibió el alta médica.

Las familias van a demandar al hospital por el error, que provocó un choque psicológico en las hijas de las dos mujeres, y en el caso de Cabloco Fernandes su cadáver será exhumado también para verificar su identidad y ser sepultado por sus verdaderos familiares.