Ucave pide al Gobierno que cierre las web que operan ilegalmente como agencias de viajes

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

La Unión Catalana de Agencias de Viajes Emisoras (Ucave) ha remitido una carta a la Secretaría de Estado de Turismo en la que solicita el cierre de las páginas web que operan ilegalmente como agencias de viajes y "representan un riesgo para los consumidores, ya que son un foco de estafas a los usuarios y además perjudican la imagen del sector".

La entidad señaló en un comunicado que algunas de estas sociedades incluso estuvieron presentes la semana pasada en el Salón Internacional de Turismo de Catalunya (SITC) con un stand, y amparadas en una dirección de correo electrónico.

Ucave consideró que desde la Secretaría de Estado de Turismo "se podría valorar la clausura de las web en las que la inspección de las comunidades autónomas haya detectado una acción intrusista acreditada por la apertura de un expediente".

La entidad reconoció que las competencias de la clausura de una web están en manos de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, pero destacó que el objetivo es reducir el perjuicio económico que sufren las agencias de viajes legales, ya tengan sede física u operen por Internet, y proteger a los usuarios ante posibles fraudes.

Mientras espera la respuesta del Gobierno, Ucave recordó que Internet "está integrado en las agencias como una herramienta muy útil de trabajo con la que conseguir productos y servicios a precios muy competitivos", pero destacó que la contratación 'on line' "en ningún caso debe suponer una rebaja en los derechos de los consumidores".

Por ello, recomendó a los usuarios que, ante la llegada de la temporada de contratación, acudan a agencias legales, ya sean físicas o electrónicas, para evitar posibles problemas y fraudes. Asimismo, instó a las administraciones autonómicas a aumentar el control en estas fechas para evitar "casos desagradables".

Ucave agrupa a más de 240 agencias, que facturan unos 600 millones de euros y dan empleo a más de 1.200 personas de forma directa. La mitad de los asociados lo son desde hace más de diez años.