Hormigón pulido: estética y durabilidad a través de los años

/COMUNICAE/

El hormigón es sinónimo en América de concreto y está armado de cemento, agua, y áridos (grava, gravilla y arena) y es un elemento indispensable a la hora de construir cualquier tipo de edificación como puentes, paredes o pisos.

El hormigón pulido es una técnica que resalta la magnitud de un espacio a través de su fino acabado y sus tonos que pueden llegar a imitar la belleza exuberante de un cuarzo.

Características del hormigón pulido La gama de posibilidades cromáticas es bastante amplia; aunque son más apetecidos los tonos pasteles, los pigmentos fuertes no se quedan atrás sobre todo al pensar en superficies de aparcamientos o establecimientos de negocios técnicos.

Aunque esta técnica simula pisos delicados por su acabado, en realidad una de sus cualidades principales es la resistencia, ya que incluso con impactos fuertes su aspecto se mantiene intacto incluso con el paso de mucho años. Es un piso que se puede limpiar muy fácilmente, incluso para quitar manchas de grasa. Su brillo es una de las características más anheladas, ya que siempre transmitirá limpieza y una belleza muy duradera. La implementación de hormigón impreso resulta muy económica por los materiales requeridos; además de su rápido y fácil uso.

Instrucciones para su uso Nivelación de la superficie, eliminando de los recubrimientos que hacen un terreno desigual; es decir los sobrantes. Este primer paso es muy importante ya que de esto dependerá que el piso quede parejo al recibir una cantidad uniforme de hormigón.

Se debe realizar el encofrado como sea más cómodo según tus necesidades. Puede ser: serpenteado, redondo o recto.

Además, se recomienda hacer un refuerzo de la superficie, apelando a una tela metálica para fortalecer la resistencia del hormigón.

Luego se debe hacer la extensión de la capa de hormigón, en este paso es vital aplanar y alisar. Mejor si es con llana de magnesio.

El secado debe ser durante un periodo de tiempo largo para cuidar la resistencia del hormigón, lo ideal es por lo menos dejarlo inmóvil por 24 horas.

El pulido es quizá el avance diferenciador frente a otra técnicas, ya que es en este punto que se obtiene el brillo de espejo. Este pulido se aplica con los conocidos 'helicópteros'.

Finalmente se aplica el barniz o la resina que ayudará a mantener las características de este piso; además de hacerlo más resistente y duradero con impactos fuertes y con el paso de años, incluso décadas.

Ahora ya se sabe cómo hacer un piso que brille siempre a pesar de las características del tiempo y sin que limpiarlo sea una constante; además se podrá sentir un resplandor diario incluso en sitios ocultos de los rayos solares. Encuentra más información sobre Hormigón Impreso Cris - empresa pavimentos decorativos.

Fuente Comunicae