ESPAÑA Consulte aquí la lista de morosos

Los sistemas de retención infantil reducen en un 75% las muertes en accidentes de tráfico

/COMUNICAE/

Así lo reflejan los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), que en su última campaña de vigilancia del uso de estos dispositivos encontró a 240 menores de edad sin los sistemas de retención necesarios

Según los datos de la DGT, los sistemas de retención infantil pueden disminuir en un 75% las muertes en accidentes de tráfico y en un 90% las lesiones. En niños, las lesiones que se pueden producir en accidentes de tráfico son muy graves. En este sentido, resultan sorprendentes los resultados de la última campaña de intensificación de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, ya que los agentes de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil encontraron a 240 menores que no usaban ningún tipo de sistema de retención.

Según los datos del Gobierno, las lesiones más frecuentes en niños de hasta dos años son en el cuello, por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de la columna vertebral. En niños de dos a cuatro años, las lesiones más frecuentes son en la cabeza, porque las vértebras no son suficientemente fuertes para soportar desaceleraciones bruscas. Finalmente, en niños de cuatro a diez años, las lesiones más frecuentes son de abdomen ya que, como que los órganos no están suficientemente pegados a la estructura abdominal, tienen un mayor riesgo de sufrir hemorragias internas o lesiones abdominales.

Es por ello que la utilización de sistemas de retención infantil es obligatoria en todos aquellos ocupantes con una estatura igual o inferior a 1,35 metros de altura. Además, la Dirección General de Tráfico recuerda que estos sistemas tienen que estar adaptados al peso y a la talla de sus usuarios, pero que también deben encajar en el vehículo y encajarse bien a él. Juanjo Molina, uno de los socios de LaTiendaDeMama.es, especializada en productos para los más pequeños, explica: “Para la creación de un dispositivo de retención idóneo, no se tienen únicamente en cuenta el peso y las medidas de los niños, también resulta importante asegurar la máxima comodidad para ellos.”

En este sentido, la Dirección General de tráfico recomienda el sistema Isofix como el más seguro, ya que reduce las posibilidades de que la silla de bebé se coloque de forma incorrecta. Esto se debe a que este sistema cuenta con tres puntos de anclaje, dos que se sitúan entre el respaldo y el asiento del vehículo, a los que se conecta la base de la silla, y un tercer punto que puede anclar la parte posterior de la silla a la parte posterior del respaldo o al maletero, o que puede anclar la base de la silla al suelo del vehículo.

Fuente Comunicae