Deutsche Bank: Capitalismo de fachada


  • ¿Cómo es posible que, de repente, el coloso teutón muestre sus pies de barro? No hay ningún banco europeo, ninguno, que en este año haya mejorado su cotización.

  • La Edad Media vivió el capitalismo el ser (marqueses y todo eso); la Moderna varió al capitalismo del tener (la burguesía de la revolución industrial); y en la Posmoderna lo que se lleva es el capitalismo del parecer.

La cotización de Deutsche Bank alcanza mínimos históricos y arrastra a la banca europea

La cotización de Deutsche Bank alcanza mínimos históricos y arrastra a la banca europea FRÁNCFORT | EUROPA PRESS

Etiquetas

En lo que va de año 2016 elDeutsche Bank, el buque insignia de la banca alemana y de la zona euro, ha perdido el 54% de su valor en Bolsa. No hay ningún banco europeo, ninguno, que en este año haya mejorado su cotización  pero solo uno, el italiano Unicredito, ha empeorado, con un 60 por ciento de bajada, la caída del Deutsche.

Todos los bancos están quebrados

¿Cómo es posible que, de repente, el coloso teutón muestre sus pies de barro? No hay que darle muchas vueltas: por definición todos los bancos están quebrados. Es decir, cualquier banco siempre debe más dinero a sus clientes que el dinero que tiene en su caja. Por eso, cualquier banco del mundo tendría que cerrar el negocio si todos los clientes le reclamaran de golpe el dinero que han depositado. La historia financiera está llena de ejemplos de ese tipo, algunas muy divertidas.

Toneladas de confianza

Se dice, y se dice bien, que la base del negocio bancario son unos pocos kilos de dinero y toneladas de confianza. Y seguramente el Deutsche Bank se enfrenta ahora a un problema de confianza: desde hace meses menudean las noticias sobre sus pérdidas en tal o cual mercado –la City, Wall Street…—, que provocaron hace un año el relevo de la cúpula de la entidad, y a más a más, ahora el supervisor bancario americano le quiere meter una multa de padre y muy señor mío (14.000 millones de dólares) por malas prácticas bancarias en Estados UnidosEsta cascada de noticias negativas, que una por una no supondrían mayor problema –la Banque Nationale de Paris, en julio de 2014 pagó sin despeinarse una multa de casi 10.000 millones de dólares--, acaban por crear el ambiente de que al Deutsche los negocios no le van tan bien como antes y que cada vez le resulta más difícil encontrar dinero en el mercado interbancario… Y la cascada de malas noticias acaba por convertirse en una bola de nieve.

Ser, tener, parecer

Desde mi ignorancia enciclopédica, puedo asegurar que el Deutsche no se enfrenta a problemas irresolubles, y en todo caso no mas grandes que los de sus colegas europeos, pero también afirmo que nunca olvido la sabía reflexión de un buen amigo: la Edad Media vivió el capitalismo el ser (marqueses y todo eso); la Edad Moderna varió al capitalismo del tener (la burguesía de la revolución industrial); y en la Edad Posmoderna lo que se lleva es el capitalismo del parecer: ya no importa lo que seas o lo que tengas, sino lo que parezcas. Por eso ahora los reyes del mambo son los que saben manipular los medios de comunicación y la redes sociales…