0-2. El Rácing mete en problemas al Sporting

  • Gijón, 5 abr (EFE).- El Real Sporting sufrió un serio revés al perder ante el Rácing (0-2) en un partido de muy escasas oportunidades por parte de los dos equipos y en el que el árbitro Ramirez Domínguez tomó dos decisiones que muchos entendieron perjudiciales para los locales, que vuelven a meterse en problemas, a tres puntos de las posiciones de descenso.

0-2. El Rácing mete en problemas al Sporting

0-2. El Rácing mete en problemas al Sporting

Gijón, 5 abr (EFE).- El Real Sporting sufrió un serio revés al perder ante el Rácing (0-2) en un partido de muy escasas oportunidades por parte de los dos equipos y en el que el árbitro Ramirez Domínguez tomó dos decisiones que muchos entendieron perjudiciales para los locales, que vuelven a meterse en problemas, a tres puntos de las posiciones de descenso.

Era el de hoy un partido que había despertado mucha expectación, ya que los dos equipos veían una buena oportunidad de establecer distancia con respecto a las posiciones de descenso; y, además, contaba con el aliciente de tener en los respectivos banquillos a entrenadores con un amplio pasado en el equipo rival: Muñiz en el Sporting y Preciado en el Rácing.

Preciado manifestó a lo largo de la semana que le gustaba el horario, porque de esa manera ya sabía los resultados de sus directos rivales.

Conscientes de la importancia de tres puntos en este encuentro, los rojiblancos salieron volcados al ataque y ya en la primera jugada Bilic estuvo a punto de aprovecharse de una indecisión defensiva, pero su remate fue flojo cuando aún no había transcurrido el primer minuto de juego.

El Sporting siguió presionando en todo el campo y robando el balón que rápidamente llegaba a las inmediaciones de la meta de Toño, como la protagonizada por Kike Mateo en el minuto 6, obligando al portero a despejar a córner; y dos minutos después, la grada al completo reclamó gol en un remate de cabeza de Bilic que golpeó en el larguero y luego botó en el suelo pero el linier, bien colocado no señaló nada -la pelota no había entrado- y la jugada acabó en fuera de banda.

La siguiente gran oportunidad llegó a pies de Diego Castro, que dribló a su par y disparó cruzado fuera del alcance de Toño, pero el balón salió rozando un poste.

Poco a poco el Rácing, que en los primeros 20 minutos estuvo encerrado en su medio campo, empezó a sacudirse el dominio sportinguista y con balones largos comenzó a poner en aprietos a la zaga local, muy pendiente de Zigic, de lo que se aprovechaba Pereira para llegar con claridad, aunque en ningún momento Lafuente se vio obligado a intervenir.

Al poco de cumplirse la media hora la grada volvió a clamar contra una decisión arbitral, ya que Ramirez Domínguez no señaló nada en una mano de Luis Fernández a disparo de Kike Mateo, protestas a las que esta vez también se unieron los jugadores del Sporting.

Con el juego en una y otra área, el Sporting tuvo una última oportunidad para llegar al descanso por delante, pero la internada de Kike Mateo driblando contrarios acabó en un chut del interior rojiblanco, que no vio desmarcado a Bilic en mejor posición que la suya y la jugada acabó en córner.

Tras el descanso, el Sporting volvió a salir con fuerza y Bilic gozó de otra gran oportunidad al rematar de cabeza un gran centro de Luis Morán, pero el balón salió fuera por poco.

Zigic, al que se temía en El Molinón, justificó los temores y en el minuto 53 remató a bocajarro un balón metido por Pereira- quien a trancas y barrancas fue dejando atrás a varios contrarios- adelantando a su equipo en el marcador ante el delirio de los aproximadamente mil quinientos aficionados cántabros desplazados a Gijón.

El público trató de dar ánimos a su equipo y El Molinón se volvió un clamor en apoyo del Sporting, que adelantó metros pero sin que su juego ganase en calidad, primando como hasta ese momento más la voluntad que buen juego.

El Rácing se cerró sobre su portería y buscó el contraataque, lo que logró en varias ocasiones, especialmente con Pereira, que no obstante tuvo que luchar solo contra la defensa local, mientras que los rojiblancos lo intentaban por las dos bandas, pero sin acierto.

Los minutos iban pasando y los nervios locales aumentando sin que el Sporting diese sensación de poder dar la vuelta al marcador así que Preciado decidió dar entrada a Diego Camacho y Maldonado, por Michel y Luis Morán.

Nada más producirse el cambio se produjo otra jugada polémica al anular el árbitro un gol a Kike Mateo por fuera de juego, pero el rojiblanco entró en posición legal y El Molinón volvió a clamar contra Ramirez Domínguez, que entendió que había tomado dos decisiones que perjudicaron claramente al Sporting.

Con el marcador a favor, el entrenador del Rácing empezó a hacer cambios y sus jugadores a perder el mayor tiempo posible, sin renunciar al ataque a la menor oportunidad, mientras que el Sporting se perdió en lanzamientos lejanos que no iban a puerta.

Con el Sporting volcado llegó un contraataque que pilló desguarnecida a la zaga local de lo que se aprovechó Colsa para a bocajarro, después de girar sobre sí mismo, sentenciar con un 0-2 que no reflejaba lo sucedido en el campo.

0.- Real Sporting: Lafuente, Sastre, Iván Hernández, Neru, José Ángel, Michel (Diego Camacho m 75), Matabuena (Pedro m 81), Luis Morán (Maldonado m 75), Kike Mateo, Diego Castro y Bilic.

2.- Rácing: Toño, Pinillos, Moratón, Garay, Luis Fernández, Sepsi, Munitis (Luisma, 93), Luccin, Lacén, Pereira (Colsa m 78) y Zigic (Tchité m 86)

Goles: 0-1, m.53: Zigic. 0-2, m.88: Colsa.

Árbitro: Ramirez Domínguez, andaluz. Mostró tarjetas amarillas a Munitis (m 34), Garay (m 43), Moratón (m 47), Sepsi (m 57), Matabuena (m 79)

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima novena jornada de Primera división disputado en El Molinón ante unos 22.000 espectadores.