El Bayern, salvo catástrofe, ante un trámite y el Sporting a lavar su imagen

  • Berlín/Lisboa, 9 mar (EFE).- El Bayern Múnich afronta como un trámite el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, ya que, salvo catástrofe, tiene asegurada su presencia en cuartos tras ganar por 5-0 en Lisboa, mientras que el Sporting pretende lavar su imagen maltrecha por dicho resultado.

Berlín/Lisboa, 9 mar (EFE).- El Bayern Múnich afronta como un trámite el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, ya que, salvo catástrofe, tiene asegurada su presencia en cuartos tras ganar por 5-0 en Lisboa, mientras que el Sporting pretende lavar su imagen maltrecha por dicho resultado.

El conjunto bávaro acude a este encuentro con tranquilidad, lo que no ha sido la tónica habitual esta temporada. En la Bundesliga el cuadro de Jurgen Klinsmann se sacudió la crisis por la que atravesaba goleando por 5-1 al Hannover 96 y tiene otra vez el liderato en la mira, y en el torneo continental dejó sentenciada la eliminatoria en el Alvalade.

Por tanto, la pregunta para el duelo de mañana es hasta dónde Klinsmann aprovechara la situación para darle descanso a algunos jugadores y para hacer algún experimento.

En todo caso, hay dos jugadores claves que no estarán, Franck Ribery y Luca Toni. El francés tiene un golpe en el peroné mientras que el italiano tiene molestias en el talón de Aquiles.

Otros ausentes seguros son Tim Borowski, con un desgarro, y el turco Hamit Altintop, que también sufrió un problema muscular en el partido contra el Hannover.

El meta Michael Rensig ha advertido que, pese a la renta acumulada en Lisboa, el equipo tiene una obligación con su público y tiene que salir al campo a hacer las cosas bien. "El estadio va a estar lleno, no se trata de divertirnos y hacer una fiesta", dijo.

En el Sporting, que ha sumado resultados positivos en los dos últimos partidos, pretende lavar su imagen tras los cinco goles encajados.

Los hombres de Paulo Bento sufrieron un severo varapalo y, conscientes de que la clasificación para cuartos es casi inalcanzable, consideran el encuentro de vuelta como una oportunidad para reconciliarse con sus aficionados.

Los últimos resultados ligueros -empate a domicilio ante el Oporto y victoria ante el Paços Ferreira- han devuelto parte de la autoestima de "los leones", quienes han vuelto a la senda de la "tranquilidad", valor muy apreciado por el entrenador Bento.

La principal ausencia del equipo es su gran estrella, el punta brasileño Liedson Da Silva, quien, por decisión técnica, descansará después de los problemas en su rodilla derecha durante la última semana.

El argentino Leandro Romagnoli, el brasileño Fábio Rochemback y el luso Hélder Postiga son las otras bajas significativas, todas ellas por lesión.

La principal novedad es la inclusión de Miguel Veloso, considerado una de las grandes promesas del fútbol portugués, quien ha faltado a los últimos cuatro partidos por problemas musculares.

Veloso, protagonista de un frustrado pase al Bolton inglés el pasado enero, ha mantenido durante la presente temporada tensas relaciones con Bento por su deseo de abandonar el club de Alvalade.

Excepto Liedson, la alineación con la que se presentará el Sporting en el Olímpico de Múnich no deberá diferir mucho a la presentada en el último encuentro de Liga y la única duda del técnico será el compañero en el ataque del brasileño Derlei.

El montenegrino Simon Vunkcevic, uno de los predilectos de la afición, y el joven Yannick Djaló son las opciones.

Alineaciones probables:

Bayern Múnich Rensig; Lell; Lucio, Van Buyten, Lahm; Schweinsteiger, Van Bommel, Ottl, Ze Roberto; Klose y Podolski.

Sporting Lisboa: Rui Patricio; Abel, Tonel, Polga, Caneira; Joao Moutinho, Adrien, Izmailov, Pereirinha; Derlei y Vukcevic. EFE

Árbitro: Martin Hansson (SWE)

Campo: Allianz Arena.