Un príncipe saudí quiere vender el Savoy, joya del art deco londinense

  • Londres, 16 abr (EFE).- Un príncipe saudí quiere vender el hotel Savoy, una de las joyas del art deco en la capital británica, debido a las fuertes pérdidas sufridas en su fortuna personal como consecuencia de la crisis.

Un príncipe saudí quiere vender el Savoy, joya del art deco londinense

Un príncipe saudí quiere vender el Savoy, joya del art deco londinense

Londres, 16 abr (EFE).- Un príncipe saudí quiere vender el hotel Savoy, una de las joyas del art deco en la capital británica, debido a las fuertes pérdidas sufridas en su fortuna personal como consecuencia de la crisis.

El vespertino "Evening Standard" cita hoy a fuentes del sector según las cuales el príncipe Alwaleed busca comprador para ese hotel, que está valorado en más de 220 millones de euros (más de 290 millones de dólares).

El príncipe figura en el puesto 22 de la lista mundial de multimillonarios que elabora la revista Forbes, pero el valor de sus inversiones ha sufrido una fuerte caída por la crisis financiera mundial.

Su fortuna personal a pasado de 21.000 a 13.000 millones de dólares (de unos 15.900 a unos 9.850 millones de euros) durante el año pasado, dice el periódico.

Su mayor pérdida correspondió al 5 por ciento que posee en el gigante bancario estadounidense Citigroup, que ha perdido más del 90 por ciento de su valor.

Alwaleed tiene también importantes participaciones en la inmobiliaria Songbird Estates, Euro Disney y el grupo de información News Corporation.

La noticia de la posible venta del Savoy llega cuando está a punto de terminar la profunda reforma acometida para que pueda reabrir sus puertas hacia final del verano.

Los analistas del sector creen, sin embargo, que en vista del clima económico actual, podría resultarle difícil a ese establecimiento, que ha cambiado cuatro veces de manos en los últimos años, atraer a clientes con sus tarifas de 350 libras (392 euros o 522 dólares) la noche.

En el 2004, el Savoy se vendió a un grupo de inversores irlandeses, que a su vez lo revendieron al grupo hotelero Fairmont del príncipe Alwaleed por unos 250 millones de libras (más de 280 millones de euros o 370 millones de dólares), según se cree.

También se rumorea que el príncipe, que lleva una vida de lujo, trata también de vender otro de sus hoteles más famosos, el Raffles, de Singapur, por 300 millones de libras (336 millones de euros, 447 millones de dólares).