Dos alpinistas murcianos sorprendidos por el mal tiempo a 663 metros del Makalu

  • Murcia, 14 may (EFE).- Los alpinistas murcianos Juan Carlos García Gallego y José María López Rodríguez se encuentran a 7.800 metros de altura sorprendidos con temperaturas de 30 grados bajo cero y vientos extremos cuando pretendían el asalto al Makalu, la quinta montaña más alta del mundo, con 8.463 metros.

Murcia, 14 may (EFE).- Los alpinistas murcianos Juan Carlos García Gallego y José María López Rodríguez se encuentran a 7.800 metros de altura sorprendidos con temperaturas de 30 grados bajo cero y vientos extremos cuando pretendían el asalto al Makalu, la quinta montaña más alta del mundo, con 8.463 metros.

Tras cuatro días consecutivos de escalada consiguieron montar el campo 4, siendo el único de todos los grupos expedicionarios que intentan el Makalu que logró montar ese último campo.

Los partes meteorológicos fueron evolucionando durante los cuatro días que estuvieron los alpinistas en la montaña a peor, señalando para la noche del intento a cumbre una parada del viento que podría permitir la ascensión a cumbre, pero con el riesgo de un cambio brusco del tiempo con fuertes nevadas a partir del medio día siguiente.

"No hemos tenido ninguna posibilidad. Llegamos con ventisca y sin visibilidad al campo 4. Fue muy duro montar la tienda con el frío y las fuertes rachas de viento, y muy triste mentalmente encontrar una persona muerta, a pocos metros de donde poníamos la tienda, que estaba semienterrada en el hielo", agregó Gallego.

"Pasamos una noche horrible, temerosos de que la tienda no resistiera los envites del viento, al amanecer nuestra única posibilidad era descender, antes de que el tiempo todavía se pusiera peor, lo que hicimos en condiciones muy adversas con riesgo de sufrir congelaciones", afirmó.

Señalan como ejemplo de la dureza de las condiciones meteorológicas la evacuación de un alpinista japonés con congelaciones en los pies y de un indio con congelaciones en las manos, quienes sufrieron en el descenso desde el collado del Makalu-La, un campo más abajo del que alcanzaron en solitario los murcianos.

Actualmente los montañeros murcianos se encuentran en el campo base donde no ha parado de nevar desde que bajaron y están a la espera de un cambio en las condiciones meteorológicas que de momento apuntan varios días de mal tiempo.

Los murcianos se sienten todavía fuertes y con ánimo de lanzar un nuevo intento a cima si el tiempo se lo permite.

El Makalu está localizada en el Himalaya y marca la frontera entre Nepal y Tíbet a 22 kilómetros al este del Monte Everest.

El 27 de enero de 2006 el montañero francés Jean-Christophe Lafaille desapareció mientras ascendía este pico, y el 9 de febrero de este año la italiana Simone Moro y Kazakh Denis Urubko se convirtieron en los primeros en un ascenso de invierno.