112-104. Williams y Boozer tuvieron la última palabra ante los Knicks

  • Salt Lake City (EE.UU.), 30 mar (EFE).- La recta final se acerca a la temporada regular de la NBA y para los Jazz cada partido es un gran reto si quieren conseguir el título de la División Noroeste y al menos la tercera mejor marca de la Conferencia Oeste.

112-104. Williams y Boozer tuvieron la última palabra ante los Knicks

112-104. Williams y Boozer tuvieron la última palabra ante los Knicks

Salt Lake City (EE.UU.), 30 mar (EFE).- La recta final se acerca a la temporada regular de la NBA y para los Jazz cada partido es un gran reto si quieren conseguir el título de la División Noroeste y al menos la tercera mejor marca de la Conferencia Oeste.

Uno de ellos fue el que disputaron frente a los Knicks de Nueva York, eliminados ya de la fase final, pero que llegaron al Energy Solutions Arena, para luchar por el triunfo, que no pudieron conseguir porque surgieron las figuras del base Deron Williams y el alero Carlos Boozer, con sendos dobles-dobles.

Williams y Boozer se combinaron para aportar 45 puntos y los Jazz vencieron por 112-104, en lo que fue su decimoquinto triunfo consecutivo de locales, que les mantiene quintos en la Conferencia Oeste, empatados con los Trail Blazers de Portland, que tuvieron jornada de descanso.

El base estrella de los Jazz (46-27) lideró el ataque de su equipo con 24 puntos y 13 asistencias para evitar lo que hubiese sido una derrota frustrante después de haber llegado a tener hasta 24 tantos de ventaja.

Pero los Jazz vieron cómo los Knicks se pusieron con sólo un punto por detrás en el marcador en el cuarto periodo hasta que volvieron a encontrar su mejor juego y con racha de 20-11 aseguraron la victoria, la segunda consecutiva.

Boozer volvió a ser el jugador decisivo bajo los aros al conseguir 21 puntos con 11 rebotes y cuatro recuperaciones de balón, mientras que el escolta Ronnie Brewer logró 17 puntos y el reserva Kyle Korver siguió en su línea de ser el Sexto Jugador del equipo logró 16 anotaciones.

Los Knicks (29-45), en su línea de equipo inconsistente y sin defensa, tuvieron al alero Al Harrington como su máximo encestador al conseguir 24 puntos, pero cuando faltaban 22 segundos para concluir el partido fue expulsado por doble falta técnica después de protestar a los árbitros una personal que le pitaron.

El pívot David Lee aportó un doble-doble de 21 puntos con 10 rebotes y el base Nate Robinson y Jared Jeffries anotaron 11 puntos cada uno, que no impidieron la vigésima sexta derrota de los Knicks fuera de su campo.

El equipo neoyorquino ha conseguido 100 ó más puntos en 55 de los 74 partidos que lleva disputados, pero su defensa es de las peores de la NBA y eso ha sido lo que les ha dejado de nuevo fuera de la fase final.