12-5. Los Azulejos de Toronto vencen a los Tigres de Detroit en el partido inaugural

  • Toronto (Canadá), 6 abr (EFE).- El bateador designado Adam Lind estuvo explosivo al pegar cuatro imparables, incluido jonrón de tres carreras, para encabezar el ataque ganador de los Azulejos de Toronto que vencieron por 12-5 a los Tigres de Detroit en el partido inaugural para ambos equipos.

12-5. Los Azulejos de Toronto vencen a los Tigres de Detroit en el partido inaugural

12-5. Los Azulejos de Toronto vencen a los Tigres de Detroit en el partido inaugural

Toronto (Canadá), 6 abr (EFE).- El bateador designado Adam Lind estuvo explosivo al pegar cuatro imparables, incluido jonrón de tres carreras, para encabezar el ataque ganador de los Azulejos de Toronto que vencieron por 12-5 a los Tigres de Detroit en el partido inaugural para ambos equipos.

Lind, que concluyó el partido con seis carreras impulsadas y pisó dos veces el plato, ayudó al abridor Roy Halladay a quedarse con la victoria.

El bateador designado de los Azulejos estableció nueva marca de equipo con la seis carreras impulsadas, el mayor número para un partido inaugural.

Halladay (1-0) lanzó siete entradas en su séptimo partido de apertura consecutivo y no había admitido hits hasta que el jardinero Curtis Granderson conectó un vuelacercas al comienzo de la cuarta entrada.

Al final Halladay se iba con seis imparables y cinco carreras permitidas aunque logró el triunfo.

La derrota fue para el abridor Justin Verlander (0-1) que sólo aguantó tres entradas y dos tercios en el montículo después de ser castigado con ocho imparables y ocho carreras limpias, regaló dos bases por bolas y sacó cuatro ponches.

Los umpires retiraron a los equipos del campo durante nueve minutos en la parte baja de la octava entrada, luego de que alguien arrojara dos pelotas desde las gradas en dirección al jardinero izquierdo de los Tigres, Josh Anderson.

Los limpiadores del campo retiraron aviones de papel y vasos de cerveza de la franja de advertencia, al tiempo que el anunciador del partido leyó un mensaje para los fanáticos informándoles que el juego podría quedar cancelado por ese comportamiento.