86-107. Pierce y Rondo acabaron con la ilusión de los Bulls

  • Chicago (EE.UU.), 23 abr (EFE).- Los auténticos campeones lo demuestran en los momentos decisivos y eso fue lo que hicieron los Celtics de Boston cuando llegaron al United Center de Chicago y ganaron con autoridad por 86-107 al equipo local de los Bulls en el tercer partido de la eliminatoria de la fase final de la NBA.

86-107. Pierce y Rondo acabaron con la ilusión de los Bulls

86-107. Pierce y Rondo acabaron con la ilusión de los Bulls

Chicago (EE.UU.), 23 abr (EFE).- Los auténticos campeones lo demuestran en los momentos decisivos y eso fue lo que hicieron los Celtics de Boston cuando llegaron al United Center de Chicago y ganaron con autoridad por 86-107 al equipo local de los Bulls en el tercer partido de la eliminatoria de la fase final de la NBA.

La victoria permitió a los Celtics recuperar la ventaja de campo al ponerse con 2-1 en la serie al mejor de siete, mientras esperan al domingo para disputar, en el mismo escenario, el cuarto partido.

Después de haber perdido el primer duelo en su campo del Northbank Garden, de Boston, los Celtics, actuales campeones de liga, recuperaron al alero Paul Pierce como su líder encestador y con 24 puntos encabezó una lista de cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos.

El base Rajon Rondo siguió como líder indiscutible en la dirección del juego y como nueva figura del equipo para conseguir un doble-doble de 20 tantos, 11 rebotes, tres asistencias y cinco recuperaciones de balón, que dejaron sin respuesta a los "Baby" Bulls, con el novato Derrick Rose a la cabeza.

Por si todo lo anterior no hubiese sido suficiente, el escolta Ray Allen se olvidó de la pesadilla del primer partido e hizo su trabajo al aportar 18 puntos (6 de 12 tiros de campo, incluidos 3 de 4 triples y 3-3 desde la línea de personal).

Mientras que el alero Glen Davis, que ha surgido con una consistencia que era vital para el equipo ante las bajas de Kevin Garnett y Leon Powe, aportó 14 puntos, nueve rebotes, seis asistencias, seis recuperaciones de balón y tres tapones.

Pero faltaba el jugador sorpresa del partido y ese no iba a ser otro que el veterano base Stephon Marbury, el "tapado" del entrenador de los Celtics, Doc Rivers, para la fase final.

Sin haberle dado demasiados minutos durante la temporada regular, Marbury ha tenido un comportamiento ejemplar en el banquillo, y aprovechó su oportunidad para añadir 13 puntos y cinco asistencias en 24 minutos de acción, una aportación que dejó más que feliz a todos y especialmente a Rivers.

"Nadie ha tenido que hacer ningún cambio especial, simplemente sabíamos que debíamos ganar este partido y cada uno ajustó lo que era necesario, especialmente en la selección de tiros y en la defensa", declaró Rivers.

Los Celtics mostraron su mejor versión de campeones defensores desde el inicio del partido al conseguir un parcial de 21-32 al concluir el primer cuarto para dejar ya encarrilado el encuentro.

Más claro lo tuvieron cuando se fueron al descanso con un parcial de 59-37 que no admitió ninguna duda de que los campeones tenían ya en sus manos la segunda victoria de la eliminatoria de la primera ronda de la Conferencia Este.

En el único apartado en el que los Celtics no dominaron fueron en el de rebotes al quedarse con 37 por 45 de sus rivales, pero no los necesitaron porque los Bulls fueron incapaces de superar la presión defensiva de sus oponentes y perdieron 22 balones por sólo 13 del equipo de Boston.

Los campeones de liga concluyeron el partido con un 48,1 por ciento de acierto en los tiros de campo; el 57,1 (12-21) de triples y el 79,2 (19-24) de personal, comparados al 37,5; 40,9 (9-22) y 63,0 (17-27), respectivamente, de los Bulls.

Los Bulls volvieron a ser un equipo inconsistente, sin definición en su juego y con muy poco control del balón. Además tampoco pudieron contar con el base Derrick Rose, el flamante Novato del Año, que no estuvo a la altura.

El escolta Ben Gordon, que en el segundo partido anotó 42 puntos, tampoco fue ni su sombra al quedarse con sólo 15 tantos, mientras que el base reserva Kirk Hinrich y el alero John Salmons con 14 anotaciones cada uno fueron los otros dos jugadores que lograron dobles dígitos.

Rose se quedó con nueve puntos después de fallar 10 de 14 tiros de campo y dio dos asistencias ante unos campeones de liga que le recordaron que con un premio de Novato del Año no se ganan los partidos decisivos.