Baloncesto/Euroliga.- Pepe Sánchez: "El que esté mentalmente fuerte y no se vaya de la serie es el que va a prevalecer"

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El base Pepe Sánchez, uno de los pocos jugadores del Real Madrid que cuenta con el título de la Euroliga en su palmarés, considera que la clave de lograr el triunfo en los cuartos de final ante Olympiacos pasa más por el factor mental que el físico y por saber mantenerse vivo en la serie pese a que se diera el caso de comenzar con derrota. "Está claro que hay que ganar un partido allí, y si puede ser uno de los dos que no vienen, mejor. A partir de ahí, tomar el mando de la serie y llegar a casa con posibilidades de sentenciar aquí, pero sobre todo lo que no hay que hacer es irse de la eliminatoria", expresó, en palabras al web del club. Y es que recalca que es "una serie muy larga" por lo que, pese a encajar una o dos derrotas se puede estar dentro, por lo que hay que estar con los cinco sentidos en cada partido". Así, considera "fundamental" el aspecto psicológico: "Físicamente los dos tenemos plantillas largas y podemos aguantar, pero el que esté mentalmente fuerte y no se vaya de la serie es el que va a prevalecer". Los blancos emprenden rumbo a Grecia "con muchas ganas, sabiendo que hay una gran oportunidad de hacer algo que hace muchos años que el Madrid no logra, que es ir a una 'Final Four'" por lo que están "muy ilusionados". "Hemos podido entrenar bien esta semana pasada. Lo hemos hecho a conciencia, sabiendo lo que nos jugamos y confiando en las posibilidades que tenemos ante un equipo completo, que tiene muchas armas tanto por dentro como por fuera. Intentaremos encontrar la forma de jugarles, pero sin descuidar ningún aspecto", recalca. El argentino, que ya sabe lo que es jugar en el Pabellón de la Paz y la Amistad y que el "ambiente será muy duro" porque "arropan mucho a su gente y probablemente eso lo hace todavía más complicado", pero cree que "no es imposible" ganar allí: "Ya lo demostramos ganando en canchas tan complicadas como la del CSKA o Maccabi. Está claro que jugar en la cancha de un equipo como Olympiacos donde su gente apoya mucho es difícil, pero al fin y al cabo en la pista los que estamos somos los jugadores". Así, espera que "los árbitros puedan aguantar la presión" y asegura que él llega al duelo, en plenas condiciones tras superar sus problemas en el codo. "He hecho un buen plan físico junto a Juan Trapero. Ahora estoy en un buen momento", destaca.