Billups y Wade impusieron su clase individual en la victoria de Nuggets y Heat

  • Houston (EEUU), 23 abr (EFE).- La clase individual del base Chauncey Billups y el escolta Dwyane Wade volvió a sobresalir en la jornada de la primera ronda de la fase final de la NBA y los grandes beneficiados de su producción fueron sus respectivos equipos, Nuggets de Denver y Heat de Miami.

Billups y Wade impusieron su clase individual en la victoria de Nuggets y Heat

Billups y Wade impusieron su clase individual en la victoria de Nuggets y Heat

Houston (EEUU), 23 abr (EFE).- La clase individual del base Chauncey Billups y el escolta Dwyane Wade volvió a sobresalir en la jornada de la primera ronda de la fase final de la NBA y los grandes beneficiados de su producción fueron sus respectivos equipos, Nuggets de Denver y Heat de Miami.

Pero junto a las dos figuras ya establecidas dentro de la competición de la NBA surgió la del escolta novato Courtney Lee, de los Magic de Orlando, que vio cómo mientras por la mañana era colocado en el duodécimo puesto de la lista de la votación para el premio del año, por la noche jugó como si hubiese sido el ganador.

La labor individual de los tres hizo posible unos triunfos, que en el caso de los Nuggets los deja con la ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete frente a los Hornets de Nueva Orleans, y para los Heat y Magic les significó empatar sus respectivas eliminatorias ante los Hawks de Atlanta y los Sixers de Filadelfia.

La inspiración y acierto de Billups, con 31 puntos, sirvió para que los Nuggets derrotasen 108-93 ante los Hornets y viajen a Nueva Orleans con media clasificación a la segunda ronda en sus manos al tener la ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete partidos.

Además, los Nuggets por tercera vez en la historia del equipo lideran una serie con 2-0 y la primera desde la temporada de 1985, mientras que se estrenan como equipo que ha conseguido varias victorias consecutivas en una serie de la fase final desde 1994.

Billups desde el comienzo del partido estableció el ritmo del juego, movió el balón, lo paso y sobre todo tiró a canasta con gran precisión para asegurar con sus puntos que los Nuggets se fuesen al descanso arriba en el marcador (52-44), una ventaja suficiente para abrir el camino del triunfo.

Aunque los Hornets, con el base Chris Paul en el papel de quitarle el protagonismo y el control a Billups, estuvieron siempre dentro del partido, al final se rindieron ante un equipo que simplemente fue superior.

Billups estuvo inspirado en los tiros de campo con 8 de 15, incluidos 4 de 6 triples, y perfecto desde la línea de personal (11-11), repartió cuatro asistencias, capturó tres rebotes y siguió sin perder un sólo balón.

El base titular de los Nuggets, que anotó 18 puntos en la primera parte, logró por primera vez desde la temporada del 2003, cuando jugaba con los Pistons de Detroit, anotar 30 o más puntos en dos partidos consecutivos de la fase final.

Billups lo consiguió contra los Magic al frente de los Pistons y ahora lo ha hecho con los Nuggets. Suma 67 puntos con 12 asistencias y ninguna perdida de balón en los dos primeros partidos ante los Hornets.

El alero David West fue el líder en el ataque de los Hornets con un doble-doble de 21 puntos, 10 rebotes y dos tapones, mientras que el serbio Peja Stojakovic aportó 17 tantos y fue el segundo máximo encestador.

Paul estuvo en su línea de un doble-doble con 14 puntos y 13 asistencias, pero ante la inspiración ofensiva de Billups no le sirvieron para nada a su equipo porque nunca consiguieron los tantos decisivos ni pudieron superar a la dura defensa de los Nuggets.

"Flash" Wade, con 33 puntos, se olvidó del pobre rendimiento que tuvo en el primer partido de la eliminatoria de la fase final ante los Hawks y en el segundo volvió a ser el aspirante el premio de Jugador Más Valioso (MVP) para que los Heat venciesen 93-108.

La victoria permitió a los Heat empatar a 1-1 la serie y conseguir la ventaja de campo, cuando el tercero y cuarto partido se van a disputar en el American Airlines Arena de Miami.

Los Heat tienen marca de 18-1 en los partidos de la fase final que Wade anotó 30 o más puntos y en esta ocasión después de acertar con seis triples, su mejor marca durante la competición de los "playoffs".

Wade, que anotó 11 de 20 tiros de campo, logró seis triples en 10 intentos, incluido el último con menos de dos minutos que iba a poner un parcial de 91-101 decisivo, sin que nadie de los Hawks pudiese evitar los efectos destructivos de sus tiros a canasta.

El escolta estrella de los Heat, que consiguió los 13 últimos puntos consecutivos de los Heat antes de irse al descanso, aportó también siete asistencias, cinco rebotes y puso dos tapones.

El reserva Daequan Cook se convirtió en el jugador sorpresa después que anotó 20 puntos, incluidos seis triples en nueve intentos, primera vez en la historia de la NBA que dos jugadores compañeros consiguen seis triples cada uno en el mismo partido.

Los Heat se apuntaron otro récord de equipo al anotar 15 triples de 26 intentos para un 57,7 por ciento de acierto, cuando en el primer partido tuvieron sólo 4 de 23.

La victoria de los Heat fue la primera en la fase final desde que ganaron el sexto partido de las Finales de la NBA ante los Mavericks de Dallas, cuando se proclamaron campeones de liga, en el 2006.

El base Mike Bibby con 18 puntos y cuatro asistencias encabezó una lista de seis jugadores de los Hawks que tuvieron dobles dígitos, pero al final sucumbieron ante la inspiración y genialidades de Wade.

El drama volvió a hacer acto de presencia en el segundo partido de la eliminatoria entre los Magic y los Sixers que al final ganaron los primeros por 96-87 gracias a la aportación sorpresa de Lee que se encargo de dirigir su ataque con la gran estrella del equipo, el pívot Dwight Howard, en el banquillo eliminado por personales.

Lee con 24 puntos evitó que los Magic después de tener una ventaja de 18 puntos, perdiesen el partido como sucedió en el primer partido de la serie.

Pero esta vez, surgió Lee, que logró su mejor anotación como profesional, y el alero Hedo Turkoglu para aportar 16 tantos que permitieron a los Magic apoyarse en la ventaja adquirida para asegurar la victoria.

Howard con 3:11 minutos por jugarse fue eliminado con seis faltas personales, pero antes había aportado un doble-doble de 11 puntos con 10 rebotes.

El entrenador de los Magic, Stan Van Gundy, ha descubierto que junto al poder de Howard bajo los aros, ahora tiene en Lee un encestador seguro en los tiros de suspensión y ahí estuvo la clave del partido.

Rubén Mantilla