Bobby Abreu se acerca a los Angelinos y Dioner Navarro pierde la mediación salarial

  • Anaheim (EEUU), 11 feb (EFE).- Los peloteros venezolanos Bobby Abreu y Dioner Navarro fueron el centro de atención en la actividad de los equipos en las Grandes Ligas que se preparan de cara a la nueva temporada regular.

Bobby Abreu se acerca a los Angelinos y Dioner Navarro pierde la mediación salarial

Bobby Abreu se acerca a los Angelinos y Dioner Navarro pierde la mediación salarial

Anaheim (EEUU), 11 feb (EFE).- Los peloteros venezolanos Bobby Abreu y Dioner Navarro fueron el centro de atención en la actividad de los equipos en las Grandes Ligas que se preparan de cara a la nueva temporada regular.

Mientras que Abreu, que sigue en la lista de los agentes libres, está muy cerca de conseguir firmar un contrato con los Angelinos de Los Ángeles, Navarro perdió la mediación salarial, pero vio incrementado de manera considerable sus ingresos con relación a la pasada temporada.

Abreu, de 34 años de edad, es uno de los bateadores zurdos elite que todavía quedan en el mercado fuera de temporada y de acuerdo a varias fuente periodísticas se encuentra cerca de llegar a un acuerdo con los Angelinos de Los Ángeles.

Los Angelinos dieron un gran salto en las negociaciones y se pudieron a la cabeza sobre otros equipos para conseguir los servicios del jardinero que el año pasado jugó con los Yanquis de Nueva York.

Aunque ambos partes todavía trabajan en la elaboración de un posible contrato, una fuente indicó que el acuerdo se podría cerrar antes del comienzo de los entrenamientos primaverales este fin de semana en Arizona

Los campeones de la División Oeste de la Liga Americana firmaron al jardinero venezolano Juan Rivera por tres años y 12,75 millones de dólares el pasado diciembre.

Pero la salida de Mark Teixeira, que se fue a los Yanquis como agente libre, y el veterano Garret Anderson ha dado al gerente general de los Angelinos, Tony Reagins, la flexibilidad de agregar un bate más al equipo.

Abreu, un bateador de .300 en 13 temporadas con los Astros de Houston, Filis de Filadelfia y Yanquis, ayudaría a mejorar el orden al bate de los Angelinos, que fue décimo en carreras anotadas en la Liga Americana en 2008.

El precio por Abreu no es muy claro, pero las aspiraciones del jugador han recibido un golpe debido a la crisis económica y el exceso de bateadores zurdos disponibles, como son Adam Dunn, Ken Griffey Jr., Jim Edmonds, Anderson y Luis González están entre los otros zurdos que todavía buscan trabajo.

Tras declararse agente libre en noviembre, Abreu aspiraba a un contrato de tres años y 48 millones de dólares y ahora los informes periodísticos hablan de firmar por un año y 8 millones de dólares.

Los Bravos también han expresado serio interés por Abreu, pero fuentes señalan que el equipo de Atlanta y su gerente general, Frank Wren, no pueden pagar más de 5 millones de dólares en salario por un año.

Los Dodgers de Los Angeles, Rojos de Cincinnati, Medias Blancas de Chicago y Mets de Nueva York son otros equipos que también han mostrado interés por Abreu, aunque ninguno de ellos ha avanzado más allá de la fase exploratoria.

La temporada pasada Abreu se unió a Barry Bonds y Rickey Henderson, este último ya elegido para formar parte el próximo verano del Salón de la Fama, como los únicos jugadores en la historia con 200 cuadrangulares y 300 robos de base manteniendo .400 de porcentaje de embasado.

Abreu es uno de cinco jugadores que en las últimas dos temporadas ha sumado 100 carreras producidas y 100 anotadas. Los otros son Chase Utley (Filis), Adrián González (Padres), David Wright (Mets) y Alex Rodríguez (Yanquis).

Mientras, su compatriota Navarro perdió su audiencia de arbitraje con los Rays de Tampa Bay y recibirá esta temporada un salario de 2,1 millones de dólares que le ofreció el equipo en vez de los 2,5 millones que pidió.

A pesar de no recibir lo que había pedido, en realidad, Navarro fue el gran vencedor e su primer año elegible para el arbitraje, si compara el salario de 432.000 dólares que tuvo la pasada temporada cuando con su equipo consiguió llegar a la Serie Mundial.

Navarro bateó en 2008 para .295, el promedio más alto de su carrera y participó en el Juego de Estrellas. Conectó además siete jonrones y remolcó 54 carreras.

Durante la Serie Mundial que los Rays perdieron en cinco partidos ante los Filis de Filadelfia, Navarro bateó seis imparables en 17 turnos, sin impulsadas.