Boone ante el partido de su vida; Schneider y Ramírez, últimos lesionados

  • Houston (EEUU), 19 mar (EFE).- El tercera base Aaron Boone, que había llegado a los Astros de Houston como gran refuerzo, no podrá ayudar al equipo sino que tendrá que dedicar toda la energía para superar una operación a corazón abierto que necesitan hacerle los doctores.

Boone ante el partido de su vida; Schneider y Ramírez, últimos lesionados

Boone ante el partido de su vida; Schneider y Ramírez, últimos lesionados

Houston (EEUU), 19 mar (EFE).- El tercera base Aaron Boone, que había llegado a los Astros de Houston como gran refuerzo, no podrá ayudar al equipo sino que tendrá que dedicar toda la energía para superar una operación a corazón abierto que necesitan hacerle los doctores.

El caso de Boone era el último de una serie de bajas que se están dando en la pretemporada del béisbol de las Grandes Ligas, con lesiones de todo tipo como las que han sufrido también el receptor de los Mets de Nueva York, Brian Schneider, y el dominicano Hanley Ramírez, de los Marlins de Florida.

Boone, que entró a la historia del béisbol con el jonrón que permitió a los Yanquis de Nueva York pasar a la Serie Mundial y ganarla en el 2003, comenzó hoy, jueves, todo el proceso para someterse a la operación en la que le van a retirar la válvula aórtica, un problema cardiaco que arrastra desde que era universitario.

Hasta ahora no había sido motivo de mayor preocupación, pero el último examen médico descubrió que era necesaria la operación para corregirle el problema.

Los Astros le han dado todo el apoyo a Boone para que pueda superar el difícil momento por el que atraviesa y dijeron que tenían la mejor información para que todo le fuese bien.

En cuanto a su futuro como profesional, los doctores le han dicho que puede tener una recuperación completa y seguir jugando al béisbol profesional, pero Boone, tiene sus dudas y todavía no ha decidido que es lo que hará.

El gerente general de los Astros, Ed Wade, confirmó que la organización ya estaba trabajando, junto con el piloto Cecil Cooper, para buscar soluciones a la ausencia de Boone.

Wade explicó que el doctor a cargo de los reconocimientos y el jefe de los servicios médicos, Jim Muntz, analizaron conjuntamente las pruebas que se le hicieron a Boone debido a que sabían de su condición.

El tercera base firmó con los Astros en el receso de temporada tras jugar la pasada temporada con los Nacionales de Washington y con 36 años su futuro en el béisbol profesional está cuestionado.

Boone lleva 12 años como profesional y ha jugado con los equipos de los Rojos de Cincinnati, Indios de Cleveland, Marlins de Florida, Yanquis y Nacionales para conseguir .264 de promedio de bateo, 126 jonrones y 555 carreras impulsadas.

Pero su momento estelar fue el cuadrangular que pego ante el nudillista Tim Wakefield, de los Medias Rojas de Boston en la serie de campeonato de la Liga Americana de 2003 le dio el banderín al equipo de Nueva York, en el mítico y ya desaparecido Yankee Stadium.

Por su parte, los Mets, informaron que Schneider sufre un tirón en la pantorrilla derecha y será baja indefinida.

Las molestias le comenzaron por debajo de la parte posterior de la rodilla y esperan los resultados de un examen de resonancia magnética para conocer el alcance de la lesión y darle el tratamiento adecuado.

La buena noticia para los Mets fue la incorporación de los puertorriqueños Carlos Beltrán y Carlos Delgado, después que el equipo de su país fue eliminado en la segunda ronda del Clásico Mundial al perder por 6-5 frente a Estados Unidos.

Sin embargo, el manejador de los Mets, Jerry Manuel, dijo que les iba a dar una semana de descanso en cuanto a no tener que jugar partidos de preparación.

Tanto Beltrán como Delgado agradecieron el detalle de Manuel y dijeron que su preparación era buena porque llevaban ya dos semanas jugando con intensidad.

Quien tiene que descansar a fuerza es el campo corto dominicano Hanley Ramírez, que fue retirado de la alineación de los Marlins de la Florida por segundo partido consecutivo debido a una molestia en el hombro derecho.

Ramírez no ha jugado desde el sábado, cuando salió como bateador designado. Los Marlins estaban esperanzados de que estaría listo el miércoles tras descansar durante el partido del lunes y en el día libre del equipo el martes.

Pero el manejador cubano de los Marlins, Fredi González, reconoció que Ramírez no estaba listo para poder jugar y debería tener más tiempo de descanso y seguir su evolución en los próximos días.

Tampoco tienen claro los Filis de Filadelfia, si su abridor estelar Cole Hamels estará listo para el partido inaugural después que ha sentido molestias en el codo izquierdo y aunque sólo es una inflamación la que sufre, ya piensan en la posibilidad de Brett Myers como sustituto.

Hamels asegura que estará listo para enfrentarse a los Bravos de Atlanta la primera semana de abril, pero hay recelo dentro del equipo que eso no pueda suceder, de hecho el entrenador de pitcheo, Rich Dubee, piensa que no estará listo.

"Nuestra filosofía es que cuando se termine el campo de entrenamiento, los lanzadores puedan estar listos para completar 100 envíos o más al receptor y esto no sucede, de momento, con Hamels, que está entre los 50 y 52", explicó Dubee. "Creo que le queda todavía un poco, pero también siempre sorprende con cosas positivas".