El Madrid quiere apurar su última oportunidad de viajar a Berlín

  • Madrid, 30 mar (EFE).- El Real Madrid quiere apurar su última oportunidad de viajar a Berlín, para disputar la final entre cuatro de la Euroliga, y todo pasa por ganar mañana al Olympiacos en Vistalegre, sin poner la vista más allá.

Madrid, 30 mar (EFE).- El Real Madrid quiere apurar su última oportunidad de viajar a Berlín, para disputar la final entre cuatro de la Euroliga, y todo pasa por ganar mañana al Olympiacos en Vistalegre, sin poner la vista más allá.

Levantar un 0-2 ante el equipo con mayor presupuesto de Europa, el Olympiacos griego, no es tarea fácil. Y si se piensa que para estar en Berlín hay que ganar a los del Pireo en los tres próximos partidos, la misión se antoja ciclópea.

Pero ganar un partido a Olympiacos es perfectamente posible. De hecho, el Real Madrid tuvo sus opciones de victoria en los dos primeros partidos, en Atenas, más en el segundo que en el primero. Y ahora en Vistalegre quiere apurar sus opciones.

El cansancio, después de disputar cuatro partidos en ocho días, es grande y más si se han cosechado tres derrotas: dos ante los griegos y una ante el Gran Canaria; pero también es grande el ánimo y las ganas de enderezar el rumbo.

Felipe Reyes y Louis Bullock necesitan de la ayuda de sus compañeros porque solos no pueden con la batería de excelentes jugadores del Olympiacos, pagados a precio de platino.

Joan Plaza, entrenador del Real Madrid, ha intentado dosificar a sus líderes pero ha sido casi imposible y ahora deberá poner toda la carne en el asador desde el principio, sin pensar en lo que queda. Otro error y se acabó el sueño de Berlín.

Panagiotis Giannakis, entrenador del Olympiacos, lo tiene también claro y no ha dudado en afirmar que saldrán en Madrid "como si la serie fuera a comenzar y estuviera 0-0. Sabemos que el Real Madrid pondrá mucha presión sobre nosotros desde el primer segundo", dijo.

"Se trata de un gran club que sabe cómo jugar los partidos importantes y cómo recuperarse después de grandes victorias o derrotas. El apoyo desde las gradas no les va a faltar. Será, otra vez, un partido igualado que puede resolverse hacia uno u otro lado por cualquier pequeño detalle", añadió Giannakis.