La suspensión de un partido a Allen enfurece a Rivers y los Celtics

  • Filadelfia (EE.UU.), 14 abr (EFE).- El entrenador de los Celtics de Boston, Doc Rivers, volvió a protestar contra la política que la NBA sigue para tratar los resultados de los malos arbitrajes, que en esta ocasión le ha costado a su equipo la suspensión por un partido del escolta titular Ray Allen.

La suspensión de un partido a Allen enfurece a Rivers y los Celtics

La suspensión de un partido a Allen enfurece a Rivers y los Celtics

Filadelfia (EE.UU.), 14 abr (EFE).- El entrenador de los Celtics de Boston, Doc Rivers, volvió a protestar contra la política que la NBA sigue para tratar los resultados de los malos arbitrajes, que en esta ocasión le ha costado a su equipo la suspensión por un partido del escolta titular Ray Allen.

La NBA anunció la suspensión con un partido a Allen por el codazo que le dio en la ingle al alero brasileño Anderson Varejao, de los Cavaliers de Cleveland, durante el tercer cuarto del partido que el pasado domingo disputaron contra los Celtics.

"Lo que realmente tenían que haber sancionado era el comportamiento provocador, antideportivo y agresivo que tuvieron durante todo el partido los jugadores de los Cavaliers con el beneplácito de los árbitros", declaró Rivers. "Me sorprende la manera de actuar de la liga".

Allen, que tiene promedios de 18,2 puntos y 3,5 rebotes, está considerado como uno de los jugadores más deportivos y correctos que hay en la liga, dentro y fuera del campo.

La suspensión le impide a Allen jugar el partido de esta noche contra los Sixers de Filadelfia y recibir el salario correspondiente de 167.000 dólares.

La baja de Allen se une a la del alero titular Kevin Garnett, que sigue recuperándose de la lesión de la rodilla derecha que sufrió el pasado febrero ante los Jazz de Utah.

Después de un tiro libre de Paul Pierce, de los Celtics, Varejao agarró claramente por el brazo a Allen y lo lanzó al suelo de forma antireglamentaria, sin que los árbitros pitasen nada, lo que generó que cuando éste se levantaba del suelo, golpease con su codo izquierdo la entrepierna del jugador brasileño.

Tras dicha acción, los jugadores de ambos equipos se enfrentaron, por lo que tuvieron que intervenir los árbitros y señalaron faltas técnicas a Allen y Varejao.

"Fue una jugada sucia", declaró Allen. "Agarró mi brazo y me lanzó contra el suelo y le iba a permitir que él pensase que podría hacer conmigo lo que quisiera".

Allen criticó con dureza el estilo "provocador" de los jugadores de los Cavaliers y el comportamiento antideportivo que tuvieron durante todo el partido.

"Una cosa es la alegría de la celebración por habernos ganado, pero ellos actuaron como si pudiesen pasar por encima y eso jamás lo van a conseguir", advirtió Allen. "La clase se debe demostrar más cuando se gana que cuando se pierde".

Por su parte, Varejao también dio su versión después del partido del domingo: "Nunca golpeo a un hombre en la entrepierna", comentó y agregó, en tono de broma: "Tal vez a Allen no le gustan los brasileños o mi pelo".

Sin embargo, Rivers reiteró, tras conocer la suspensión por un partido a Allen, que el verdadero culpable de la acción de su jugador fue quien la provocó, que se fue sin castigo.

"La realidad de todo esto es que se dio una falta personal clarísima", denunció Rivers. "Si los árbitros hubiesen pitado la falta personal, estoy seguro de que no hubiese sucedido absolutamente nada", argumentó Rivers. "Todos pensamos que cuando agarras a un jugador por el brazo y lo tiras al suelo es personal".

Los árbitros del partido entre los Cavaliers y los Celtics no lo vieron así y para Rivers ahí estuvo la culpa de lo que posteriormente sucedió.

"Que no se preocupe la NBA, Allen tampoco iba a jugar contra los Sixers, ni probablemente lo haga contra los Wizards de Washington, lo mismo que tenemos dudas para que lo haga Paul", adelantó Rivers.

Los Celtics, con marca de 60-20, ya tienen asegurado la segunda mejor marca de la Conferencia Este, sólo superados por los Cavaliers (66-15), que tienen la mejor y también es la de la liga.

"Nuestro equipo estará listo cuando llegue la fase final y ahí es donde tenemos que hacer ahora la defensa del título de campeones", agregó Rivers.

El rival de los Celtics en la primera ronda de la fase final pueden ser los Sixers o los Bulls de Chicago, que son los dos equipos que se disputan en sexto y séptimo puesto, respectivamente.