Lindsey Vonn, a un paso de revalidar el título que no renovará Bode Miller

  • Madrid, 10 mar (EFE).- La estadounidense Lindsey Vonn se encuentra a unas horas de revalidar su título de ganadora de la Copa del Mundo de esquí alpino, competición cuyas finales se disputan a partir de mañana en Are (Suecia) y en la que no ganará de nuevo la gran Bola de Cristal su compatriota Bode Miller.

Lindsey Vonn, a un paso de revalidar el título que no renovará Bode Miller

Lindsey Vonn, a un paso de revalidar el título que no renovará Bode Miller

Madrid, 10 mar (EFE).- La estadounidense Lindsey Vonn se encuentra a unas horas de revalidar su título de ganadora de la Copa del Mundo de esquí alpino, competición cuyas finales se disputan a partir de mañana en Are (Suecia) y en la que no ganará de nuevo la gran Bola de Cristal su compatriota Bode Miller.

Vonn y Miller repitieron la pasada campaña la proeza lograda justo 25 años antes por Tamara McKinney y Phil Mahre, cuando lograron el doblete para Estados Unidos, al ganar, por primera vez y al mismo tiempo, las generales femenina y masculina de la principal competición de la regularidad del deporte rey invernal.

Miller -que decidió hace un par de semanas poner punto final a su temporada y no estará en Are- firmó el pasado curso su segundo triunfo global, y se quedó a uno de Mahre, que, ganando en eslalon, gigante y combinada, logró la victoria final el curso 80-81 y los dos siguientes.

El genio de New Hampshire supera a Mahre en victorias (31 por 27), ha subido a lo más alto del podio en todas y cada una de las disciplinas y ha sido campeón del mundo de todo menos en eslalon, aunque a Miller le falta el título olímpico que -marcando un hito histórico- logró Phil, por delante de su hermano gemelo Steve, en el eslalon de los Juegos de Sarajevo'84 (antigua Yugoslavia).

Entre los dos mejores esquiadores estadounidenses de todos los tiempos, de lo que no hay duda alguna es que a excentricidades gana, y por goleada, Miller. La última fue la de sorprender al anunciar, después de los Mundiales de Val D'Isere (Francia), que ponía fin a una temporada triste en éxitos para descansar y celebrar el primer cumpleaños de su hija Neesyn Dacey, desconocida salvo para los más allegados y fruto de una relación con una "cheerleader" (animadora) de los San Diego Chargers, equipo de fútbol americano.

Sin Miller, que a los 31 años ha dejado abierta incluso la posibilidad de una retirada, Estados Unidos festejará, no obstante, salvo auténtica hecatombe, el segundo Globo de Cristal de Lindsey, que empezó a competir como C. Kildow y que lleva su apellido tras contraer nupcias con Thomas Vonn, antiguo integrante del 'US-Team' y que fue olímpico ante su público en Salt Lake City'02 (Utah).

Vonn -nacida en Minesota hace 24 años- se confirmó esta temporada como la mejor estadounidense de la historia, y superó los registros de McKinney, cuyo récord nacional de 18 victorias en Copa del Mundo ya supera, por dos.

Las dos platas de hace dos años (descenso y súper-gigante) en los Mundiales de Are las convirtió en oro hace un mes en los de Val D'Isere y antes de que acabe la semana capturará su segunda gran Bola de Cristal.

Para muchos la "Sharapova del esquí", Vonn ya tiene asegurada la Copa del Mundo de descenso, único trofeo que no se decidirá en Are, junto al de eslalon, que se anotó matemáticamente el fin de semana en Ofterschwang (Alemania) su amiga germana Maria Riesch, segunda en la general, con 1.219 puntos, a 369 de la norteamericana, que podría celebrar mañana mismo su segundo triunfo en esta competición, a un año de los Juegos de Vancouver (Canadá), donde tendrá la posibilidad de cerrar su particular círculo de grandes éxitos deportivos.

La competición masculina está mucho más que abierta en la pugna por el trofeo principal, al que optan, por segunda vez, el austriaco Benjamin Raich -ganador en 2006- y el noruego Aksel Lund Svindal -vencedor en 2007-. Raich lidera igualado a puntos (837) con el croata Ivica Kostelic y ocho más que el nórdico; con el francés Jean Baptiste Grange a sesenta y el suizo Didier Cuche, a 74.

El resto de las Copas, salvo las de combinada -en poder del suizo Carlo Janka (con posibilidades matemáticas, aunque remotas, en la general) y la sueca Anja Paerson-, disciplina que no está en el programa de las finales, se decidirán en Are, donde se cerrará la competición el domingo con la devaluada prueba por equipos.

- Programa de las finales de la Copa del Mundo (-1 hora GMT):

Miércoles: Descensos femenino (09.30) y masculino (12.30).

Jueves: Supergigantes masculino (9:30) y femenino (12:30)

Viernes: Eslalon femenino (9:00 y 11:30) y gigante masculino (10:00 y 12:30)

Sábado: Eslalon masculino (9:00 y 11:30) y gigante femenino (10:00 y 12:30).

Domingo: Prueba por equipos (9:00 súper-gigante y 12:00 eslalon).

Adrián R. Huber