Los Cavaliers y los Lakers parten como favoritos en la fase final de la NBA

  • Houston (EEUU), 17 abr (EFE).- Llegó la hora de la verdad en la competición de la NBA con la fase final, en la que los 16 mejores equipos lucharán por conseguir el ansiado título de liga y, este año, serán los Cavaliers de Cleveland y Los Ángeles Lakers los que llegan con el cartel de favoritos.

Los Cavaliers y los Lakers parten como favoritos en la fase final de la NBA

Los Cavaliers y los Lakers parten como favoritos en la fase final de la NBA

Houston (EEUU), 17 abr (EFE).- Llegó la hora de la verdad en la competición de la NBA con la fase final, en la que los 16 mejores equipos lucharán por conseguir el ansiado título de liga y, este año, serán los Cavaliers de Cleveland y Los Ángeles Lakers los que llegan con el cartel de favoritos.

El argumento no es otro que el de la puras estadísticas. Los Cavaliers tienen la mejor marca de la liga con 66-16, récord en la historia del equipo, y al jugador que aspira a ser el Más Valioso, el alero LeBron James.

Pero el protagonismo de los Cavaliers en la Conferencia Este adquirió su mayor nivel cuando los Celtics de Boston, que habían batido varias marcas históricas del equipo y de la NBA comenzaron a sentir los efectos destructivos de los lesiones de jugadores claves.

La peor y más grave, la del alero estrella Kevin Garnett, que desde el pasado 19 de febrero no ha podido jugar nada más que dos partidos con escasos minutos de participación, y lo más desalentador para los actuales campeones de liga, es que tampoco podrá jugar en la fase final.

Con la baja, casi definitiva, de Garnett para los play offs, los Cavaliers incrementan aún más su condición de favoritos a ganar el título en la Conferencia Este, donde los Magic de Orlando, con el pívot estrella Dwight Howard tampoco se lo podrían fácil si se enfrentan en la final.

De momento, para la primera ronda, los Cavaliers deben superar la prueba de fuego de los Pistons de Detroit, el equipo que las seis temporadas anteriores era el objetivo a batir, pero que este año con el grave error de traspasar a Chauncey Billups por Allen Iverson y las lesiones los han dejado en un segundo plano.

De hecho, han llegado a la fase final con marca perdedora de 39-43 y ocupando la octava y última plaza de la Conferencia Este para enfrentarse a los Cavaliers.

Pero la competición de la fase final, en eliminatorias al mejor de siete partidos no tiene nada que ver con la temporada regular, y los Cavaliers son conscientes de que si no mantienen la ventaja de campo pueden perfectamente quedar eliminados.

Más fácil para la primera ronda lo tienen los Celtics, segundos mejores, ante los Bulls de Chicago, inconsistentes y todavía en proceso de formación bajo la nueva dirección de Vinny Del Negro.

A pesar de la ausencia de Garnett, los Celtics tienen equipo suficiente para superar la primera eliminatoria y luego ver qué sucede con los Magic, si como se espera también ganan a los Sixers de Filadelfia, que han sido sextos.

El duelo entre los Hawks de Atlanta y los Heat de Miami como cuartos y quintos, respectivamente, se inclina a favor de los primeros por el hecho de tener la ventaja de campo, aunque la figura del escolta Dwyane Wade, máximo aspirante junto con James para el MVP, puede marcar la diferencia a favor del equipo de Florida.

Si los pronósticos de la ventaja de campo se cumplen, en la segunda ronda estarían Cavaliers para enfrentarse a Hawks y Celtics con los Magic, cualquier otra combinación ya habría generado sorpresa.

Más cerrada y competitiva va a estar la competición en la Conferencia Oeste, aunque por números y por tener también a un jugador que hace la diferencia siempre en el campo, el escolta Kobe Bryant, los Lakers son los grandes favoritos.

El equipo que entrena el legendario Phil Jackson, que buscará su décimo título de liga para ser el único que lo haya logrado en la historia de la NBA, también tendrá a las nuevas "Torres Gemelas" de la competición, el español Pau Gasol y Andrew Bynum, como soporte necesario y fundamental si quieren ser campeones de liga.

Sin embargo, el puesto de base y la defensa son los dos grandes talones de Aquiles de los Lakers y ante un equipo como los Jazz de Utah que serán sus rivales en la primera ronda pueden tener muchísimos problemas para ganarlos, especialmente en Utah.

Lo anterior significa que los Lakers no pueden fallar en su campo del Staples Center si no quieren generar al comisionado de la NBA, David Stern, el mayor disgusto con su eliminación en la primera ronda.

El entrenador Jerry Sloan sabe cómo ganar partidos importantes y más en la fase final, además de que con el base Deron Williams de líder y una plantilla muy equilibrada les pueden hacer mucho daño a los Lakers, que deben tener a Bryant en su mejor versión ofensiva.

Los Nuggets de Denver han hecho historia al tener por primera vez en 21 años la ventaja de campo en la fase final y quedar segundos, pero su potencial como equipo no los colocaría en esa posición, sino otros factores le han ayudado, como las lesiones que han sufrido los Rockets de Houston y los Spurs de San Antonio.

Incluso hasta la última jornada, si los Rockets hubiesen ganado a los Mavericks de Dallas, los Nuggets podrían haber quedado terceros.

El factor suerte también cuenta en el deporte y los Nuggets la han tenido para enfrentarse en la primera ronda a los Hornets de Nueva Orleans, que no han sido el equipo consistente y sólido del año pasado, pero con Chris Paul y David West pueden darles un disgusto a Carmelo Anthony y compañía.

Los Trail Blazers de Portland, con la llegada del novato español Rudy Fernández, y la madurez de Brandon Roy y LaMarcus Aldridge, pero sobre todo con el trabajo excepcional del pívot Joel Przybilla, que ha sido el salvador, ante la nueva decepción del novato Greg Oden, se han convertido en un equipo ganador sin discusión.

Sin embargo, al igual que los Nuggets, se aprovecharon de la derrota de los Rockets para tener la ventaja de campo cuando ambos se enfrenten en la primera ronda, pero los Trail Blazers no deben olvidar que el equipo tejano les ganó la serie de la temporada regular con marca de 2-1.

Los Spurs de San Antonio, gracias a un triple milagroso de Michael Finley también, en la última jornada, pudieron revalidar el título de campeones de la División Suroeste, y tener la ventaja de campo cuando se enfrenten a los Mavericks, en el duelo tejano que se anticipa muy igualado.

Los Spurs, sin el escolta estrella argentino Manu Ginóbili, ya tienen varias alternativas para compensar su ausencia y la presencia de Roger Mason con el pívot Drew Gooden pueden tener un efecto más que positivo para el entrenador Gegg Popovich, que ha demostrado de nuevo como se debe trabajar una plantilla con limitaciones.

Al igual que en el Este la ventaja de campo debe ser la que resuelva a favor de los equipos que la poseen, pero aquí su efecto no será el mismo porque la igualdad entre todos los equipos es muy grande y cualquier puede ganar en cualquier sitio.

Por lo tanto, para los que no desean que la fase final deje de tener interés y especialmente para los directivos de la NBA, con que clasifiquen los Lakers, el resto de los otros tres equipos que pasen a semifinales serán bienvenidos.