Los Lakers y Celtics están listos para volver a las Finales

  • Houston (EEUU), 17 feb (EFE).- El trabajo serio vuelve a la NBA, especialmente para los Lakers de Los Ángeles y los Celtics de Boston, que buscarán mantener su condición de grandes favoritos a estar por segundo año consecutivo en las Finales de la NBA el próximo mes de junio.

Los Lakers y Celtics están listos para volver a las Finales

Los Lakers y Celtics están listos para volver a las Finales

Houston (EEUU), 17 feb (EFE).- El trabajo serio vuelve a la NBA, especialmente para los Lakers de Los Ángeles y los Celtics de Boston, que buscarán mantener su condición de grandes favoritos a estar por segundo año consecutivo en las Finales de la NBA el próximo mes de junio.

Pero antes tendrán que completar una segunda vuelta llena de retos para los dos equipos que lograron las mejores marcas en la primera, y son conscientes de que viene lo más duro de la competición.

Los jugadores que estuvieron en Phoenix para participar en la 58 edición del Partido de las Estrellas, abandonaron de inmediato Phoenix para viajar a sus respectivas ciudades y volver a los entrenamientos. Entre ellos, Kobe Bryant, el ala-pívot español Pau Gasol y el entrenador Phil Jackson, de los Lakers.

Bryant, que hizo historia al compartir el premio de Jugador Más Valioso (MVP) del partido con su ex compañero Shaquille O'Neal, aunque sólo estuvo 11 minutos en el campo, asistió junto a Gasol y el resto de sus compañeros al entrenamiento que dirigió Jackson.

Lo mismo sucedía con los "Big Three", de los Celtics, --Kevin Garnett, Paul Pierce y Ray Allen--, que regresaron a Boston para unirse con el resto de los compañeros a la espera de viajar el miércoles hasta Salt Lake City, donde les esperan los siempre difíciles y complicados Jazz de Utah.

Los Lakers, con marca de 42-10, la mejor de la liga, tendrán que comenzar a defenderla desde hoy, martes, cuando reciban en su campo del Staples Center a los renovados Hawks de Atlanta e inicien la cuenta atrás para ver si en los 30 partidos que aún les quedan por disputar pueden mantenerse en la misma posición.

Jackson es consciente de que los primeros 52 de la temporada han sido brillantes, pero en la segunda vuelta todavía les quedan 17 partidos fuera de su campo y tanto los Celtics, que tienen marca de 44-11, los Cavaliers de Cleveland (40-11), como los Spurs de San Antonio (35-16) y los Nuggets de Denver (36-17) pueden hacerles daño.

El objetivo de los Lakers es llegar a los "playoffs" con la mejor marca de la liga para que puedan quedarse con la ventaja y aprovecharla si vuelven a repetir enfrentamiento en las Finales de la NBA contra los Celtics.

Para eso, los Lakers pueden permitirse el lujo de tener una marca de 20-10 en la segunda vuelta y quedar por delante de los Spurs en la Conferencia Oeste aunque los ex campeones de liga hiciesen 27-4 en los 31 partidos que aun le quedan por disputar.

"Honestamente, no sé lo que puede pasar en la segunda vuelta, pero reconozco que contamos con un gran equipo, tenemos experiencia y estamos convencidos que podemos compensar la baja de Andrew Bynum", destacó Jackson. "La aportación de Gasol y Lamar Odom será decisiva".

Jackson admite que la gran aportación de Gasol desde que se lesionó Bynum ha sido "fundamental" en los triunfos de los Lakers para quitarle presión a Bryant, la estrella del equipo.

Gasol, con cinco doble-dobles en los siete partidos que los Lakers han disputado sin Bynum, tiene unos promedios de 23,7 puntos y 11,4 rebotes con un 61,6 por ciento de acierto en los tiros de campo y ha jugado 42,5 minutos.

"No hay ningún secreto, hemos tenido que trabajar un poco más y de ahí que también se hayan dado mejores promedios", comentó Gasol, que jugó su segundo Partido de las Estrellas.

Junto a Bryant y Gasol, Odom también está jugando su mejor baloncesto y su aportación será igualmente decisiva.

Braynt dijo que estaba listo para el gran reto de la segunda vuelta y ya se había olvidado de todo lo sucedido en el llamado "reencuentro" con O'Neal.

"Lo pasamos bien, pero creo que desde fuera se exageró lo que realmente paso", comentó Bryant, que también dijo que el detalle de entregarle el trofeo de MVP fue lo "correcto" que debía hacer.

La estrella de los Lakers argumentó que O'Neal, con 36 años, podría no tener más oportunidades para conseguir un trofeo y a él todavía le quedan seis o siete años de competición.

Los "Big Three" no tuvieron el mismo protagonismo que Bryant y O'Neal en el Fin de Semana de las Estrellas, pero sí el reconocimiento del legendario Bill Russell, que los bautizó como auténticos jugadores con "alma" de los legendarios equipos de los Celtics que establecieron la mejor dinastía de la NBA.

Russell recordó que su filosofía en la competición siempre fue el llegar al final y ser el ganador, como hicieron los Celtics el año pasado cuando lograron el decimoséptimo título de la liga.

Esa es la misma filosofía que tiene el entrenador de los Celtics, Doc Rivers, que dijo que su equipo estaba preparado para hacer frente a la segunda vuelta con mayor concentración y esfuerzo.

"Nuestro objetivo no es ganar a los Lakers, es conseguir el título de liga", recordó Rivers cuando le dijeron que el equipo angelino podría tener la ventaja de campo en la fase final. "Somos los campeones defensores y lo tenemos que demostrar en el campo ante cualquier rival".

La gran incógnita en la Conferencia Este es saber si los Cavaliers y los Magic de Orlando pueden aguantar el ritmo ganador que han tenido durante la primera vuelta.

"Los que duden del potencial que tenemos como equipo ganador pueden llevarse una sorpresa", destacó LeBron James, la gran figura de los Cavaliers, que también busca superar a Bryant en la lucha individual por el próximo MVP de la liga.

Rubén Mantilla