Los venezolanos pusieron el pitcheo y los dominicanos el bateo

  • Houston (EEUU), 7 abr (EFE).- El grito de "Play Ball" se escuchó a través de todo el país y el deporte pasatiempo nacional del béisbol profesional comenzó una nueva temporada con los peloteros latinoamericanos de grandes protagonistas.

Los venezolanos pusieron el pitcheo y los dominicanos el bateo

Los venezolanos pusieron el pitcheo y los dominicanos el bateo

Houston (EEUU), 7 abr (EFE).- El grito de "Play Ball" se escuchó a través de todo el país y el deporte pasatiempo nacional del béisbol profesional comenzó una nueva temporada con los peloteros latinoamericanos de grandes protagonistas.

Esta vez encabezados por la pelota ganadora que lanzador los serpentineros venezolanos y el bate encendido que pusieron los toleteros dominicanos.

El zurdo Johan Santana, con los derechos Félix Hernández y Carlos Zambrano hicieron sentir de inmediato su calidad para guiar a sus respectivos equipos de los Mets de Nueva York, los Marineros de Seattle y Cachorros de Chicago a conseguir la victoria.

La primera fue para Santana con la ayuda de Rodríguez, como nuevo cerrador estelar, aseguraron la victoria por 2-1 de los Mets ante los Rojos de Cincinnati.

Protagonismo criollo en el montículo de los Mets que vieron como el gran trabajo realizado por Santana y el cerrador Francisco Rodríguez fueron la clave para ganar el partido inaugural de la nueva temporada.

Todo el mundo estaba pendiente de la nueva formación del bullpen de los Mets, su telón de Áquiles de la pasada temporada, y la prueba fue superada con honores tanto por Rodríguez como por J.J.Putz, al sacar los últimos seis "outs" y asegurar la victoria del equipo.

Mientras que Rodríguez lograba su primer salvamento de la temporada después de completar 10 lanzamientos, ocho fueron buenos y retiró a un bateador por la vía del ponche.

Santana (1-0) se quedó con el triunfo después de lanzar cinco entradas y dos tercios en los que espació tres imparables con una carrera limpia, regaló cuatro boletos y abanicó a siete bateadores con 99 lanzamientos y 62 "strikes", que le dejaron 1.59 de promedio de efectividad.

El zurdo estelar venezolano mantuvo el invicto en las últimas 18 aperturas que ha tenido desde el pasado 9 de julio y confirmó que está listo para tener otra gran temporada.

Hernández lanzó ocho entradas con efectividad y fue respaldado con jonrones, como el que pegó su compatriota Franklin Gutiérrez para que los Marineros derrotasen 6-1 a los Mellizos de Minnesota.

El piloto Don Wakamatsu, el primer asiático-estadounidense que ocupa el cargo de piloto, disfrutó su victoria al darle toda la confianza a Hernández, que estuvo intratable en el montículo.

Hernández (1-0) retiró en orden a los últimos 10 bateadores que enfrentó y abanicó a seis rivales, aunque toleró una carrera, cinco imparables y dio tres bases por bolas, los Mellizos dejaron a cinco corredores en las almohadillas en posición de anotar.

Si Hernández puso el control desde el montículo, su compatriotas Endy Chávez se fue de 4-1, con una anotada; Gutiérrez de 3-1, dos anotadas, dos remolcadas y José López de 3-1, tres remolcadas.

Zambrano lanzó una gran pelota hasta el séptimo episodio para llevarse su primer triunfo en un partido inaugural de una temporada después de haber perdido las cuatro anteriores.

Esta vez lo consiguió al guiar a los Cachorros al triunfo por 4-2 ante los Astros de Houston.

El derecho venezolano permitió una carrera y cinco imparables en su primera apertura contra Houston desde el 14 de septiembre, cuando lanzó un juego sin hit también ante los Astros, en Milwaukee.

Zambrano (1-0) abanicó a seis bateadores, dio tres bases por bolas después de completar seis entradas, que le permitieron romper el maleficio de los partidos inaugurales, desde que los comenzó en abril del 2005.

El piloto de los Cachorros, Lou Piniella, declaró antes del partido que Zambrano, de 27 años, habría estado demasiado nervioso y emocionado en sus apariciones anteriores de juegos inaugurales, todo lo contrario de lo que sucedió en el Minute Maid de Houston.

Los dominicanos Alfonso Soriano y Aramis Ramírez conectaron sendos jonrones frente al abridor Roy Oswalt (0-1) para ayudar a la causa de Zambrano.

También hubo protagonismo del bateo venezolano en el partido que los Azulejos de Toronto vencieron por 12-5 a los Tigres de Detroit después que Marco Scutaro tuvo de 4-2 con dos anotadas y el boricua Alex Ríos se fue de 3-2 con tres rayitas.

Pero el boricua que más brilló con el bate fue Felipe López, que junto a su nuevo compañero Tony Clark pegaron dos cuadrangulares cada uno y ayudaron a los Cascabeles de Arizona a conseguir la victoria por 9-8 ante los Rockies de Colorado.

López y Clark son los primeros compañeros que batean a ambos lados del plato en conectar cuadrangulares en un solo partido desde que los puertorriqueños Jorge Posada y Bernie Williams, de los Yanquis de Nueva York, lo hicieran el 23 de abril del 2000.

La hazaña nunca se había logrado antes en un primer partido de la temporada.

López, que firmó contrato como agente libre con los Cascabeles en el descanso invernal, es el primer pelotero del equipo en batear dos jonrones en su partido oficial, algo que tampoco se lograba en las Grandes Ligas desde que lo hizo Richie Sexson, que pegó un par de cuadrangulares para los Marineros, el 4 de abril del 2005.

Otro pelotero latinoamericano que hizo historia en su primer partido de la jornada inaugural fue el dominicano Emilio Bonifacio, que pegó el primer jonrón dentro del estadio en un partido inaugural de la temporada desde 1968.

Bonifacio se fue de 5-4 y ayudó a los Marlins de la Florida a ganar por paliza de 12-6 a su ex equipo, los Nacionales de Washington. Bonifacio anotó en las cuatro veces que se ambasó y robo tres bases.

El último jonrón dentro del estadio que fue conectado en un partido inaugural de la temporada fue bateado por Carl Yastrzemski, de los Medias Rojas de Boston, el 10 de abril de 1968.

Los Marlins tuvieron también otros tres jonrones, entre ellos los de su compatriota Hanley Ramírez, que fue un grand slam, para impulsar seis carreras y el del mexicano Jorge Cantú, que produjo tres anotaciones.

Rubén Mantilla