O'Neal será anfitrión, con Bryant y James como atracción de la Semana de las Estrellas de la NBA

  • Phoenix (EE.UU.), 12 feb (EFE).- Cuando llega la hora del descanso del Fin de Semana de las Estrellas, la NBA cuida al máximo los detalles para que su celebración sea todo un éxito de venta de imagen y para este año, en Phoenix, Shaquille O'Neal, Kobe Bryant y LeBron James, serán las figuras que acaparen toda la atención.

O'Neal será anfitrión, con Bryant y James como atracción de la Semana de las Estrellas de la NBA

O'Neal será anfitrión, con Bryant y James como atracción de la Semana de las Estrellas de la NBA

Phoenix (EE.UU.), 12 feb (EFE).- Cuando llega la hora del descanso del Fin de Semana de las Estrellas, la NBA cuida al máximo los detalles para que su celebración sea todo un éxito de venta de imagen y para este año, en Phoenix, Shaquille O'Neal, Kobe Bryant y LeBron James, serán las figuras que acaparen toda la atención.

O'Neal, a sus 36 años, al margen de convertirse en el gran anfitrión del equipo local de los Suns de Phoenix, en el que ahora milita, hace historia al convertirse en el jugador que más veces ha llegado al Partido de las Estrellas, con 15 participaciones.

Sólo el legendario Kareem Abdul-Jabbar lo supera después que fue seleccionado 19 veces y al que va a tener como entrenador asistente.

Pero la figura de O'Neal tendrá todavía muchos más atractivos en la 58 edición del Partido de las Estrellas ya que se reencontrará de nuevo con Bryant, su ex compañero en la época dorada que estuvo con Los Ángeles Lakers, con él que mantuvo un "enfrentamiento" por el liderazgo, que él mismo ha descubierto era "ficticio".

O'Neal, en declaraciones a la cadena de televisión ESPN, dijo que siempre ha "querido mucho a Kobe" y que su enfrentamiento no era más que un "montaje" para vender mejor el producto de la NBA.

Lo mismo pasaba con las declaraciones que hacía con relación al entrenador de los Lakers, Phil Jackson, al que acusaba de favorecer el enfrentamiento con Bryant.

"Tengo toda la admiración y respeto por Phil, que me ayudó muchísimo y al que considero el mejor entrenador de toda la historia", admitió O'Neal.

También, en Phoenix, O'Neal tendrá la oportunidad de reunirse con Jackson porque será el que dirija el equipo de la Conferencia Oeste, y ya adelantó que no halla la hora de poder ver reunidos de nuevo en el campo a "Shaq" con Bryant.

"No me quiero perder ese momento por nada del mundo", declaró Jackson cuando se le preguntó del posible encuentro en el campo entre O'Neal y Bryant.

Además, O'Neal también dijo que en el Partido de las Estrellas no sólo iba a reencontrarse con un amigo sino que iban a demostrar que eran la pareja ideal en el baloncesto mundial al ser el mejor hombre alto y el mejor bajo.

El resto de los protagonistas del equipo de la Conferencia Oeste se quedarán en un segundo lugar en cuanto al centro de atención y de "showtime", con el base Chris Paul, de los Hornets de Nueva Orleans, que buscará relanzar su imagen de nueva estrella de la NBA.

La presencia del pívot chino Yao Ming, de los Rockets de Houston; el ala-pívot español Pau Gasol, de los Lakers; el base francés Tony Parker, de los Spurs de San Antonio, y el alemán Dirk Nowitzki, de los Mavericks de Dallas, ayudará a la NBA a vencer su imagen a través del resto del mundo.

Dentro del equipo de la Conferencia Este, la gran figura será sin discusión James, que llega también para defender el título de Jugador Más Valioso (MVP) de la pasada edición y protagonizar un duelo individual con Bryant que le pueda ayudar a ser también el mejor cuando concluya la temporada regular.

Junto a James, el pívot Dwight Howard, de los Magic de Orlando, el jugador que fue el preferido por los aficionados en la votación popular al superar por primera vez en la historia del Partido de las Estrellas los tres millones de votos, intentará sorprender con alguna novedad como lo hizo el año pasado.

Howard no sólo va a disputar el Partido de las Estrellas sino que también defenderá el título de ganador del concurso de mates, en el que el año pasado causó sensación al ponerse la capa de "Superman".

Su figura será sin discusión la que más atracción genere entre los seleccionados para el equipo de la Conferencia Este, que también tendrá al escolta Dwyane Wade, de los Heat de Miami, en la línea de dar el mayor espectáculo posible, junto a los "Big Three" de los Celtics de Boston, los actuales campeones de liga.

Como el partido no tiene ningún tipo de valor en el apartado deportivo, ya de antemano lo que menos importa es el resultado final, sino que el espectáculo y diversión que ofrezcan las estrellas sea del agrado de los espectadores y seguidores de la NBA.

Pero antes que llegue el enfrentamiento entre las estrellas, que será el próximo domingo, el viernes ya comienza a cumplirse un apretado programa de actividades y competiciones como el del partido entre los novatos y jugadores de segundo año, donde habrá doble presencia española y latinoamericana.

Con el equipo de novatos estarán los españoles Marc Gasol, de los Grizzlies de Memphis, y Rudy Fernández, de los Trail Blazers de Portland, mientras que con el segundo jugaran el alero argentino Luis Scola, de los Rockets de Houston, y el pívot dominicano Al Horford, de los Hawks de Atlanta.

Fernández también seguirá siendo centro de atención el sábado cuando con Howard, Nate Robinson, de los Knicks de Nueva York y J.R.Smith, de los Nuggets de Denver, participe en el concurso de mates para ser el primer español y europeo que lo hace.

El jugador mallorquín ha dicho que tiene varias "sorpresas" para el concurso, lo que ha generado un gran interés por ver cuál va a ser el grado de creatividad y originalidad que aporte Fernández a un concurso venido a menos.

Como sucede con el de los triples, en el que el escolta Jason Kapono, de los Raptors de Toronto, tratará de conseguir su tercer título consecutivo y de esa forma unirse a los nombres de Larry Bird y Craig Hodges, que hasta ahora han sido los únicos en lograrlo.

En medio de estos cuatro eventos más importantes y tradicionales del Fin de Semana de las Estrellas, lo que estará garantizada será una gran diversión y el máximo de venta de imagen, que en el fondo son los dos grandes objetivos a conseguir con su celebración.