Parker se 'multiplica' ante las bajas de Duncan y Ginobili para 'matar' a los Blazers con 39 puntos

SAN ANTONIO (ESTADOS UNIDOS), 26 (EUROPA PRESS) Los Spurs de San Antonio se impusieron (99-84) a los Trail Blazers de Portland para encadenar su cuarto triunfo consecutivo y asentar un poco más su condición de segundo mejor equipo de la conferencia Oeste, gracias al francés Tony Parker, que se fue hasta los 39 puntos y 9 asistencias. El base galo multiplicó sus esfuerzos para suplir nuevamente las ausencias de Manu Ginobili, que lleva sin vestirse de corto desde el parón del 'All Star' por una lesión en el tobillo, y Tim Duncan, baja por segunda noche consecutiva con una tendinitis en el pie. Así, Parker redobló su tarea y firmó 39 puntos, además de entregar 9 pases de canasta y capturar 5 rebotes, en la máxima anotación recibida de un sólo jugador por los de Oregon esta temporada. El compañero de generación del español Pau Gasol encontró un digno escudero en Matt Bonner, que volvió a acrecentar su fama de pívot con 'alergia' a la zona, anotando 3 triples en sus 15 puntos. Los texanos se escaparon en el primer cuarto del encuentro con una renta de nueve puntos (29-20) al final del primer cuarto gracias a una bandeja del 'novato' George Hill, pero a los Blazers les sentó bien el carrusel de rotaciones y lograron irse al descanso con una rémora de sólo tres puntos después de encadenar dos tiros libres de Brandon Roy y un triple del también francés Nico Batum. En ese buen papel de la rotación, tuvieron su 'granito de arena' los dos españoles de la franquicia de Oregón. Así, pese a disponer de menos minutos (18) de lo habitual, Sergio Rodríguez aportó 8 puntos y 7 asistencias, mientras que Rudy Fernández no tuvo su día anotó 5 puntos con unas pésimos porcentajes (2/8 en tiros de campo). Precisamente, un pase del canario para Channing Frye, 15 puntos en su mejor encuentro del año, cortó la máxima desventaja (79-65) para los Blazers en el inicio del último cuarto, que llegó gracias a 5 puntos seguidos de Ime Udoka. Sin embargo, la reacción de los de Nate McMillan no se materializó en ningún momento y los Spurs sumaron su cuarto triunfo consecutivo (39-17) para aventajar en dos partidos a Denver.