Respeto y confianza de Estados Unidos antes del duelo con México

  • Columbus (EE.UU.), 10 feb (EFE).- Todo es normalidad dentro de la selección de fútbol de Estados Unidos que este miércoles se enfrentará a la de México en el primer partido del hexagonal final de la Concacaf por la clasificación al Mundial de 2010.

Respeto y confianza de Estados Unidos antes del duelo con México

Respeto y confianza de Estados Unidos antes del duelo con México

Columbus (EE.UU.), 10 feb (EFE).- Todo es normalidad dentro de la selección de fútbol de Estados Unidos que este miércoles se enfrentará a la de México en el primer partido del hexagonal final de la Concacaf por la clasificación al Mundial de 2010.

Tanto el seleccionador Bob Bradley, como los jugadores manifestaron gran respeto por el rival y confianza en la victoria.

"El nivel de confianza del grupo es muy alto porque ya tienen experiencia de lo que es una fase de clasificación, aunque también tenemos todo el respeto del mundo hacia México, al margen de los buenos resultados que hemos conseguido con anterioridad", destacó.

Añadió que hay un gran ambiente de optimismo y que todo fue normal cuando llegaron los jugadores procedentes de Europa.

"Creo que nadie esperaba que nos tocase como primer rival a México, pero una vez que se asumió, ahora todos estamos motivados para realizar un buen partido", comentó Bradley.

También el entrenador estadounidense opinó que México no había cambiado demasiado bajo la dirección del sueco Sven-Göran Eriksson.

"El estilo es el mismo, con un gran talento entre los jugadores de México que van a darlo todo, especialmente, al controlar el balón, pasarlo y poner una gran energía", explicó Bradley.

Bradley dijo que las estadísticas de la última década que les favorece, cuando llegue el partido quedarán en un segundo plano, porque lo que cuenta es conseguir una nueva victoria.

El defensa hispano Carlos Bocanegra, seguro en la alineación titular, reconoció la importancia del partido contra México, el primero de la recta final de la clasificación al mundial.

"El enfrentarse a México siempre es lo máximo por la rivalidad que existe entre ambos países, pero si además es el primer partido de la fase de clasificación y encima en nuestro campo, el duelo adquiere mayor importancia", comentó Bocanegra.

Bocanegra advirtió que el partido iba a ser muy difícil para ellos y que debían trabajar muy duro en el campo si querían conseguir la victoria frente a México.

En cuanto si había algún tipo de "odio" deportivo entre ambos equipos, Bocanegra dijo que era una palabra muy fuerte, pero que si existía una gran rivalidad en el campo.

"México trata de ganarnos y nosotros tenemos el mismo objetivo, lo que significa que cuando estás en el campo los ánimos se calientan, porque existe rivalidad y cercanía entre ambos países, y eso es lo que hace al partido muy especial", explicó Bocanegra.

Otro veterano de la selección, el también defensa Frankie Hejduk, dijo que lo más importante de todo es que el equipo estaba preparado para enfrentarse a cualquier rival.

"Estamos preparados para el primer partido de la recta final a la clasificación del mundial y como equipo local debemos luchar al máximo para quedarnos con los tres puntos", comentó Hejduk, que será uno de los favoritos de la afición local del Crew de Columbus, con quien se proclamó este año campeón de la MLS.

Hejduk admitió que el hecho de jugarse en Columbus era un factor sicológico que podría ayudar a Estados Unidos ya que el apoyo al equipo de su país iba a ser completo.

"Aunque se habla mucho sobre ese asunto, especialmente por parte de la prensa de México, creo que los que tenemos que definir el partido seremos los jugadores cuando saltemos al campo y comencemos las acciones", valoró.

Precisamente, Hejduk dijo que le gustaría salir de titular con el equipo de Estados Unidos, pero todos los compañeros que estaban en la selección tenían las mismas posibilidades por su calidad y por lo tanto lo único que contaba era hacer un gran partido sin importar quien estuviese en el campo.

El arquero Tim Howard, uno de los pilares de la selección de Estados Unidos junto con el delantero Landon Donovan, admitió que enfrentarse a México siempre era algo muy especial.

"México tiene todo nuestro respeto por su fútbol y los profesionales que juegan en todas las partes del mundo, por lo tanto, al margen de la rivalidad, debemos dejar a un lado las pasiones y salir al campo mentalizados que debemos hacer muy bien las cosas si queremos ganar", puntualizó Howard.