Tayfun considera que la selección española es la mejor del mundo pero Turquía es un rival duro"

  • Madrid, 24 mar (EFE).- El turco Tayfun Korkut, jugador de la Real Sociedad en la Liga de fútbol Indoor, opinó que "la selección española es la mejor del mundo" y parte como favorita en el partido que el próximo sábado disputará en Madrid ante un conjunto otomano que, según él, "es un rival duro".

Mata dice que la convocatoria con la selección le ha "pillado por sorpresa" pero que está contento

Mata dice que la convocatoria con la selección le ha "pillado por sorpresa" pero que está contento

Mata sustituye a Iniesta en la selección

Mata sustituye a Iniesta en la selección

Madrid, 24 mar (EFE).- El turco Tayfun Korkut, jugador de la Real Sociedad en la Liga de fútbol Indoor, opinó que "la selección española es la mejor del mundo" y parte como favorita en el partido que el próximo sábado disputará en Madrid ante un conjunto otomano que, según él, "es un rival duro".

"La selección española es la mejor del mundo, en lo técnico, por supuesto, pero también en otras cosas como el compromiso y un más que notable rigor táctico. Negar que es favorita sería negar la evidencia", destacó.

No obstante, advirtió de los peligros del equipo turco. "Un rival duro, que nunca baja los brazos. Es un producto de su entrenador, Fatih Terim, un líder, un icono en mi país. Además, la selección turca es ordenadamente anárquica, de repente esperan atrás, a las dos jugadas presionan arriba, crean confusión", explicó.

Para Tayfun, los jugadores más importantes del equipo turco son Mehmet Aurelio, centrocampista del Betis, "porque no para de recuperar balones" y el interior derecho de Bayer Múnich Maith Alintop, al que definió como "un futbolista muy dinámico, de los que marcan diferencias".

También destacó a Nihat, "que siempre marca en partidos importantes" y a Arda Turna, del Galatasaray.

Tayfun tampoco ocultó su admiración por algunos entrenadores españoles, como Vicente Del Bosque con el que coincidió en el Besiktas.

"Los malos resultados provocaron su destitución, pero el día que se marchaba, en las instalaciones deportivas del club todo el mundo: jugadores, empleados del club, todos le dieron un aplauso que no se acaba nunca. Él y Carlos Alberto Parreira, mi entrenador en el Fenerbace son los que más me han marcado. Ambos son muy buenos entrenadores, muy buenas personas y con una clase y un saber estar fuera de lo común", reconoció.