El extremeño que pretendía batir el récord de carrera continua abandona "decepcionado" por lesionarse

ZALAMEA DE LA SERENA (BADAJOZ), 12 (EUROPA PRESS)

El joven atleta de Zalamea de la Serena (Badajoz) que pretendía batir el récord mundial de carrera continua, corriendo sin descanso durante cinco días en un circuito urbano instalado en su propia localidad, tuvo que abandonar durante la madrugada de hoy por presentar una lesión de rotura de fibra en el abductor de su pierna izquierda.

El deportista, Jonathan Guisado, de 23 años y que ha participado en muchas competiciones de resistencia, así como en diversos maratones reconoció esta mañana a Europa Press Televisión sentirse "decepcionado" a causa de la lesión que le ha impedido continuar con su propósito, la cual achacó al "mal estado del firme" del circuito que, según dijo, presentaba "mucha gravilla".

"Me he estado preparando sin problemas, corriendo entre 40 y 50 kilómetros diarios y el entrenamiento fue bien", explicó, antes de exponer que debido al "mal" estado de la pista en la que competía, durante la tarde de ayer le apareció "una rozadura" en el pie izquierdo que ignoró, pero al seguir un ritmo fuerte, finalmente a las 01.00 horas de la pasada madrugada decidió retirarse.

Cabe recordar que este atleta quería inscribir su nombre junto al de otros corredores de fondo que han realizado grandes proezas, batiendo la marca mundial en esta modalidad, para lo que se había marcado el objetivo de "correr 900 kilómetros en cinco días" y sin interrupción.

Con tal hazaña también quería rendir un homenaje a la familia de Marta del Castillo, con el objeto de "pedir justicia" en este caso.

VOLVERÁ A INTENTARLO

Sin embargo, Jonathan lejos de rendirse, ya está pensando en intentar superar el mismo reto el año próximo. "Me siento con ánimo de volver a intentarlo otra vez, y un poco decepcionado también", observó, antes de apuntar que pese a haber corrido sólo durante la jornada de ayer, realizó "100 kilómetros", por lo que está satisfecho de la media obtenida.

Por su parte, el alcalde de esta localidad extremeña, Javier Paredes, tras expresar la "gran decepción" que ha supuesto para el pueblo la retirada del atleta, respaldó al joven deportista para que pruebe suerte en otra ocasión y apuntó que "el pueblo se ha volcado" con el corredor.

En la misma línea se manifestó otro vecino de la localidad, Juan Antonio, quien expresó sus deseos de que un vecino del pueblo pueda inscribir su nombre junto "al de otros grandes" del deporte.

Mientras que las barrenderas que hoy limpiaban las calles que Jonatahan recorrió ayer lunes, desde las 12,00 horas hasta la madrugada de hoy, no las tenían todas consigo, por considerar que es una prueba "muy dura".

Este mediodía, aún podían verse por las calles de Zalamea de la Serena resto de las indicaciones del circuito, así como los mensajes de apoyo al atleta extremeño, impresos en el asfalto, tales como "¡Animo Jony, tu puedes!"