Odriozola, con "sabor agridulce", piensa que hubo error en el récord de Bayer

  • Madrid, 9 mar (EFE).- Los Europeos en pista cubierta de Turín han dejado "un sabor agridulce" al presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, porque esperaba más del equipo, y piensa que hubo un error de medición en el salto del alemán Sebastian Bayer, que batió el récord de Europa de longitud con 8,71.

Odriozola, con "sabor agridulce", piensa que hubo error en el récord de Bayer

Odriozola, con "sabor agridulce", piensa que hubo error en el récord de Bayer

Madrid, 9 mar (EFE).- Los Europeos en pista cubierta de Turín han dejado "un sabor agridulce" al presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, porque esperaba más del equipo, y piensa que hubo un error de medición en el salto del alemán Sebastian Bayer, que batió el récord de Europa de longitud con 8,71.

"No me equivoqué al hacer el cálculo de medallas antes de venir, pero las circunstancias nos dejaron sin Josephine Onyia, y tuvimos dos medallas muy cerca, una en el 1.500 y otra en el 3.000 femenino, pero en esta última prueba Nuria (Fernández) no se recuperó bien y en la otra los españoles se equivocaron de táctica", indicó a EFE.

Odriozola considera que Arturo Casado, Diego Ruiz y Álvaro Rodríguez "eran los mejores en 1.500, pero Rui Silva les ganó por veteranía y habilidad, a lo Fermín Cacho".

"Me queda un sabor agridulce porque la cosecha pudo ser mejor, aunque la actuación de Natalia Rodríguez, Ruth Beitia, Diego Ruiz y Luis Alberto Marco (los cuatro medallistas de plata) ha sido magnífica, y me ha sorprendido agradablemente Manolo Martínez, que ha estado a punto de lanzar veinte metros pese a su corta preparación. Le faltó un solo tiro para conseguirlo", comentó.

Con respecto al otro medallista, Jesús España, que obtuvo su tercer bronce consecutivo en 3.000, Odriozola piensa que "se defendió en una carrera muy dura con un Mo Farah muy fuerte, y Sergio Sánchez tuvo coraje para progresar al final".

Odriozola no se arrepiente de haber llevado a Turín un equipo numeroso (36 atletas). "Estos campeonatos hay que usarlos para que la gente se acostumbre a competir a alto nivel", afirmó.

Sobre el nivel general de los campeonatos dijo que han tenido "mejores resultados de lo que se esperaba en una pista sobre plataforma flotante que era muy propicia para saltar si se le cogía el truco".

El salto del hasta hoy semidesconocido alemán Sebastian Bayer, que arrebató al español Yago Lamela el récord de Europa de longitud en pista cubierta con 8,71 metros (tercera mejor marca de la historia), le pareció "increíble" y tiene la sensación de que "con independencia de las bondades de la pista, fue un error de medición".

"Yo estaba encima del foso y había un juez, bastante mayor, que estuvo todo el día cometiendo errores al poner el pincho para la medición. No falló la máquina, sino el hombre. En ese pasillo se corría mucho y el truco consistía en no tragarte la tabla, pero era igual para todos", subrayó Odriozola.

Para los Mundiales de Berlín al aire libre, el presidente confía en que "quienes no han estado aquí, marchadores, lanzadores y lesionados, puedan estar, a fin de llevar un equipo numeroso y de calidad".