Rosas y espinas para el atletismo regional en la primera jornada

  • Toledo, 22 feb (EFE).- La primera jornada de los campeonatos de España de Atletismo deparó más espinas que rosas al atletismo regional, porque se esperaban cinco medallas, quizás siendo un poco optimistas, y al final se tuvieron que contentar con dos.

Toledo, 22 feb (EFE).- La primera jornada de los campeonatos de España de Atletismo deparó más espinas que rosas al atletismo regional, porque se esperaban cinco medallas, quizás siendo un poco optimistas, y al final se tuvieron que contentar con dos.

Las 'rosas' llegaron de la mano de una Nuria Fernández que hizo una carrera contra si misma, y de Tamara Sanfabio, bronce, las dos en los 3.000 lisos, carrera que tuvo un claro protagonismo del atletismo regional.

El ritmo de Nuria hizo que pronto se quedaran en carrera cinco atletas, entre ellas la portuguesa Ferreira, que no optaba a las medallas por su condición de extranjera, y tres atletas castellano manchegas, lo que hizo pensar a más de uno en un hipotético triplete regional.

Pero la historia no quiso hacer justicia a una atleta que se merece alcanzar una medalla en atletismo absoluto en pista, la valdepeñera Paqui Crespo, que en muchos momentos luchó por superar a Raquel Gómez, al final segunda, pero al final se tuvo que contentar con el peor puesto, el cuarto, aunque con marca personal (9:47.14).

Las desilusiones llegaban de la mano de un atleta habitual en los podium, Alberto Sanz, en salto de longitud, que al final acabó quinto con 7,39, pero que en su descargo es su mejor marca de la temporada; de la daimielaña Gema Martín-Pozuelo en altura, que llegaba con la segunda mejor marca, pero al final acabó cuarta con 1,74, pese a que llegaba con 1,83.

Apostar por Chema Martínez a una medalla en los 3.000 era arriesgado, y la lógica se impuso, porque un atleta que hace maratón y cross, es muy difícil que pueda tener un comportamiento competitivo en pista, y en un 3.000 que para él es muy corto. Acabó noveno con 8:11.59.

El resto de los finalistas regionales en su línea; undécima Beatriz Belmonte en altura (1,64), y quinto Dorrego, siempre buen competidor, en los 60 lisos (6.91).

Normal que Arturo Casado (1.500), Eugenio Barrios (800), Esther Desviat (800), Daniel Ruiz (400) y Natalia Sanz (400), se clasificaran para sus finales, unos con más brillantéz que otros, bién es verdad, y que Angel L. Clemente (800), Nerea Ruano (800), Gómez-Calcerrada (1.500), Alberto Montero (200), Alexander Navas (400) e Irene López (400), quedaran eliminados en semifinales.