Unas 7.000 personas corren con el CSIC porque "Sin ciencia no hay futuro"

  • Madrid, 20 oct (EFE).- El marroquí Mohamed Blal, del club getafense Artineon, se convirtió hoy en el primer atleta que gana tres veces la Carrera de la Ciencia, al repetir triunfo, como la etíope Rehima Jewar, en una prueba que en su 33 edición adquirió un carácter reivindicativo.

Unas 7.000 personas corren con el CSIC porque "Sin ciencia no hay futuro"

Unas 7.000 personas corren con el CSIC porque "Sin ciencia no hay futuro"

Unas 7.000 personas corren con el CSIC porque "Sin ciencia no hay futuro"

Unas 7.000 personas corren con el CSIC porque "Sin ciencia no hay futuro"

Madrid, 20 oct (EFE).- El marroquí Mohamed Blal, del club getafense Artineon, se convirtió hoy en el primer atleta que gana tres veces la Carrera de la Ciencia, al repetir triunfo, como la etíope Rehima Jewar, en una prueba que en su 33 edición adquirió un carácter reivindicativo.

Una gran pancarta con el lema "Sin Ciencia no hay Futuro" precedió a los 7.000 corredores -récord de participación- que a las 9.00 horas tomaron la salida en la calle de Serrano, junto a las instalaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organizador de la carrera.

La Plataforma Asamblea General por la Ciencia desplegó la pancarta ante el arco de salida y la instaló después junto a la pancarta de meta para reivindicar un mejor trato presupuestario para la ciencia en España.

La "Marea Roja", como se definen, por el color de sus camisetas, los miembros de la Plataforma, profirieron gritos con el mismo lema de la pancarta: "Sin ciencia no hay futuro".

La partida de 70 millones de euros aprobada por el último Consejo de Ministros para el CSIC se considera insuficiente. "El presupuesto sólo alcanzaba hasta julio y este dinero lo único que hace es cubrir las necesidades básicas hasta fin de año", declaró a EFE Elvira Bastón, miembro de la Plataforma.

"Estamos sin pagar a proveedores. En agosto nos cortaron el aire acondicionado, al menos en el Centro de Investigaciones Biológicas, y en estas condiciones es difícil desarrollar un trabajo de investigación aceptable", añadió.

La carrera, un duelo entre Mohamed Blal, ganador los dos años anteriores, y el eritreo Kidane Tadese, se resolvió a favor de Mohamed Blal, que tiró desde la salida y asestó a su rival el golpe decisivo en el kilómetro 8, a dos de meta, a la que llegó con un tiempo de 29:46, tres segundos por delante de su compañero de fuga.

El madrileño Juan Antonio Cuadrillero, tercero, tardó casi dos minutos más en llegar a la meta (31:35).

La carrera femenina careció de emoción. Rehima Jewar se adelantó a las demás desde la salida y cruzó la meta victoriosa con un tiempo de 34:27 y un margen de 49 segundos sobre la segunda, Jimena Martín.

Los organizadores de la Carrera de la Ciencia pidieron a los corredores que aportaran un kilo de alimentos para repartirlos entre los necesitados. "Esta carrera necesitaba un reto solidario", afirmó el organizador, Carlos Cisneros.