Equipos de F1 emplazan a Mosley a una reunión para tratar nuevas normas

  • Montmeló (Barcelona), 10 may (EFE).- La Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA) ha emplazado al presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, a una reunión antes del GP de Mónaco para abordar los cambios que se han propuesto para el próximo Mundial y que no son del agrado de las escuderías.

Equipos de F1 emplazan a Mosley a una reunión para tratar nuevas normas

Equipos de F1 emplazan a Mosley a una reunión para tratar nuevas normas

Montmeló (Barcelona), 10 may (EFE).- La Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA) ha emplazado al presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, a una reunión antes del GP de Mónaco para abordar los cambios que se han propuesto para el próximo Mundial y que no son del agrado de las escuderías.

Los miembros de la FOTA se han reunido hoy antes del inicio de la carrera del GP de España y, según testigos del encuentro, se han vivido momentos de tensión, especialmente entre John Howett, jefe del equipo Toyota, y Bernie Eccleston, patrón de la F1.

Howett amenazó ayer con no inscribir a su equipo en el próximo Mundial, dado que la escudería japonesa, con sede en Alemania, no acepta las modificaciones propuestas para el año que viene, cuyo punto de tensión se centra en la limitación de presupuestos.

El propio Howett ha sido quien ha informado al resto de equipos de que se ha convocado a Mosley para esa reunión antes del GP de Mónaco.

El día 29 de mayo es la fecha límite para que los equipos se inscriban para el siguiente Mundial, pero la FOTA no parece muy dispuesta a tener una posición clara si antes no sientan a la mesa de negociación a Mosley, como así parece que se producirá en breve.

Otro de los motivos que ha suscitado mucha controversia es la idea que desea implantar la FIA, y que ya fue rechazada este año, de que el campeón del mundo sea el piloto que más carreras gane durante la temporada.

La amenaza velada de no inscribirse en el próximo Mundial por parte de los equipos apunta a una revisión de las modificaciones que pretende impulsar la FIA.

El clima que se respira en estos momentos entre la FOTA y la FIA lo ha descrito hoy el jefe de McLaren, Martin Whitmarsh, como "crítico para la Fórmula Uno".