FIA y FOTA no llegan a un acuerdo sobre el reglamento del 2010

  • Redacción deportes, 15 may (EFE).- La FIA y la asociación de equipos (FOTA), que hoy se reunieron en el hotel del aeropuerto de Heathrow, en Londres, acabaron su encuentro sin haber llegado a un acuerdo sobre la reglamentación de la próxima temporada del Mundial de Fórmula Uno.

FIA y FOTA no llegan a un acuerdo sobre el reglamento del 2010

FIA y FOTA no llegan a un acuerdo sobre el reglamento del 2010

Redacción deportes, 15 may (EFE).- La FIA y la asociación de equipos (FOTA), que hoy se reunieron en el hotel del aeropuerto de Heathrow, en Londres, acabaron su encuentro sin haber llegado a un acuerdo sobre la reglamentación de la próxima temporada del Mundial de Fórmula Uno.

La Federación Internacional del Automóvil, que preside Max Mosley, rechazó la posibilidad de poner freno a su intención de establecer un límite presupuestario voluntario para el 2010, algo a los que se oponen las escuderías.

Tras el encuentro, Mosley dijo que la reunión fue "amistosa", aunque reveló que la FIA no tiene intención de poner freno al límite presupuestario voluntario de 45 millones de euros que dividirá el campeonato en dos categorías.

En un nivel estarían los equipos que acepten dicha limitación presupuestaria, que se beneficiarían de una serie de prebendas técnicas. En el otro, sin ventaja alguna, estarían lo que no lo acepten.

Los coches de los equipos que se acojan al límite presupuestario dispondrán de alerones (delantero y trasero) ajustables, un motor sin limitación de régimen de revoluciones, un KERS (sistema de acumulación de energía cinética) dos veces más potente y la posibilidad de tener cuatro ruedas motrices.

"Ha sido un encuentro amistoso, pero las escuderías no han podido proponer una mejor solución que la limitación presupuestaria", dijo Mosley tras la reunión.

A la reunión no asistió Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari y de la Asociación de Equipos de Formula Uno (FOTA). El jefe de equipo, Stefano Domenicali, fue quien representó a Ferrari en Londres, mientras que John Howett, de Toyota, ocupó el puesto de presidente de la FOTA.

Varios equipos, entre ellos Ferrari y Renault, han amenazado con no inscribirse en el Mundial del 2010 si la FIA sigue adelante con su intención.