Alonso: "El podio estaba asegurado, incluso podríamos haber luchado por la victoria"


MADRID|
Alonso: "El podio estaba asegurado, incluso podríamos haber luchado por la victoria"

Alonso: "El podio estaba asegurado, incluso podríamos haber luchado por la victoria" MADRID | EUROPA PRESS

Alonso: "El podio estaba asegurado, incluso podríamos haber luchado por la victoria"

Alonso: "El podio estaba asegurado, incluso podríamos haber luchado por la victoria" MADRID | EUROPA PRESS

El piloto español de Fórmula 1 Fernando Alonso (McLaren) se ha mostrado convencido de que "el podio estaba asegurado" en el Gran Premio de Singapur de no ser por el accidente en el que se vio envuelto y que le obligó a abandonar la carrera, y ha explicado que el golpe que sufrió el monoplaza fue tan fuerte que no pudo "resistir".

"A veces salen las cosas de cara y a veces, no. Cuando salimos últimos, con penalizaciones, y cambiamos el motor normalmente acaban los 20 coches; hoy, que vamos bien aquí, y en lluvia, el podio estaba asegurado, incluso luchando por la victoria, y pasa de todo", señaló en Movistar F1.

El asturiano relató el incidente de carrera, en el que el holandés Max Verstappen (Red Bull) le embistió tras sufrir un choque previo con los Ferrari de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel. "Fastidia, porque un podio es un podio. Cuando en la salida llegamos todos a la primera curva y vamos por fuera, con que uno se vaya largo ya te embiste. Los dos se tocaron y me embistieron. Debemos intentar otra oportunidad en Malasia", manifestó.

"Salió muy bien el coche, vi que estaba casi tercero, y cuando giré ya no veía quién estaba detrás. Fue un golpe fuerte que el coche no pudo resistir", añadió. "Después del golpe pregunté dos o tres veces '¿está bien?' -el coche-. Ellos ya vieron que el coche estaba destrozado, pero por si pasaba cualquier cosa había que mantenerse en pista, por si se podía arañar algún punto. Pero el coche dijo basta", afirmó.

El bicampeón del mundo reconoció que tenían "esperanzas" en esta prueba. "El coche estaba totalmente destrozado por la parte izquierda, era casi un milagro que siguiésemos en pista después de ese golpe. Hemos tenido que abandonar y es una pena, porque teníamos esperanzas puestas. Creo que incluso estaríamos liderando, porque Hamilton estaba detrás de mí en la curva 1, y si ahora está primero nosotros estaríamos ahí", concluyó.