ESPAÑA Consulte aquí la lista de morosos

Así se fabrica un casco de F1, capaz de soportar el peso de un tanque de 55 toneladas


Fernando Alonso con su casco en 2016.

Fernando Alonso con su casco en 2016. Getty Images.

El casco es un elemento indispensable de los pilotos de Fórmula 1 desde los comienzos de este deporte. Creado a medida para cada piloto, es una pieza de 1.200 gramos formada por 18 capas de fibra de carbono fundamental para la seguridad de todos los pilotos de la parrilla.

Su fabricación es artesanal. La estructura del mismo se crea a imagen y semejanza de los moldes en tres dimensiones de los deportistas, creando un casco casi indestructible.

Puede soportar el peso de un tanque de 55 toneladas sin deformarse y a partir del accidente de Massa en 2009 en el que una tuerca le dejó sin conocimiento, se introdujo también una cinta Zylon en la visera, la fibra que se usa en F1 desde 2007 en los recubrimientos del habitáculo y es 10 veces más resistente que el acero. 

También resiste una temperatura de 800ºC sin que en el interior se superen los 70ºC. 

El HANS, clave para la resistencia de la cabeza

La cabeza tiene cierto grado de libertad en la cabina de un Fórmula 1. Está sujeta al HANS, una estructura que está conectada con el cuerpo "con correas" para limitar el movimiento de la cabeza.

"Si hay una colisión muy grande se podrían sufrir problemas de cervicales o se podrían estirar las vértebras. El HANS limita el desplazamiento entre la cabeza y el cuerpo", apunta a Lainformacion.com Emilio Lozano, ingeniero de Campos Racing.

El HANS se introdujo en la Fórmula 1 a partir del año 2000. Su inventor fue Robert Hubbard, un profesor de biomédica de la Universidad de Michigan. Fabricado con Kevlar, el HANS está enganchado tanto al asiento como al casco del piloto.

Barrichello con el HANS en Ferrari.