Hallan muerto al hijo de Max Mosley en Londres

  • Londres, 6 may (EFE).- El hijo de Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), ha sido hallado muerto en un inmueble de Londres, confirmaron hoy fuentes policiales.

Londres, 6 may (EFE).- El hijo de Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), ha sido hallado muerto en un inmueble de Londres, confirmaron hoy fuentes policiales.

El cuerpo de Alexander Mosley, de 39 años, fue descubierto el martes en una propiedad del barrio de Notting Hill (oeste de Londres), indicaron fuentes policiales a la agencia local Press Association (PA).

De acuerdo con la cadena pública británica BBC, el cadáver de Mosley se encontró en su casa de Notting Hill.

Desde la Policía Metropolitana de Londres (MET, más conocida como Scotland Yard), un portavoz dijo: "Nos avisaron ayer a las 16.20 horas (15.20 GMT) de informaciones sobre un hombre hallado muerto en una propiedad en W11 (código postal del oeste londinense). Se le declaró muerto en ese lugar. El hombre tiene 30 años largos".

La Policía añadió que considera la muerte "no sospechosa" y que se ha informado a la familia del difunto.

Las fuerzas de seguridad rehusaron hacer comentarios sobre informaciones periodísticas según las cuales Mosley falleció como consecuencia de una sobredosis de droga.

En un comunicado, la FIA expresó sus "sinceras condolencias a la familia Mosley por la triste noticia de la muerte de Alexander Mosley" y pidió a la prensa que respete "la intimidad de la familia en estos momentos difíciles".

Eddie Jordan, ex jefe de la escudería de Fórmula Uno Jordan, mostró su tristeza por el suceso y lamentó la pérdida de "un chico tan brillante" que era, además, "muy inteligente y un experto informático con talento".

El padre del fallecido, hijo del fascista británico de los años treinta Oswald Mosley, fue objeto de gran atención mediática en 2008, después de que el diario "News Of The World" difundiera un vídeo sobre una supuesta orgía de temática sado-nazi con cinco prostitutas en la que participó el dirigente de la FIA.

El periódico sensacionalista tuvo que indemnizar con 60.000 libras (unos 67.800 euros) a Mosley por publicar que intervino en la orgía, en cumplimiento de la orden de un juez británico.

El máximo responsable de la FIA, de 69 años, esgrimió que el escándalo causó un grave daño a su reputación y resultó "horroroso" para su familia.