La FIA sanciona a McLaren durante tres carreras pero deja la pena en suspenso

  • París, 29 abr (EFE).- El Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) sancionó hoy a McLaren durante tres carreras por haber mentido a sus comisarios durante el Gran Premio de Australia de Fórmula Uno, aunque dejó la sanción en suspenso ante la buena voluntad mostrada por la escudería.

París, 29 abr (EFE).- El Consejo Mundial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) sancionó hoy a McLaren durante tres carreras por haber mentido a sus comisarios durante el Gran Premio de Australia de Fórmula Uno, aunque dejó la sanción en suspenso ante la buena voluntad mostrada por la escudería.

La FIA avisó a McLaren de que la sanción será aplicable si aparecen nuevos elementos relacionados con el caso o si en los próximos doce meses vuelve a romper las reglas de la Fórmula Uno.

El Consejo Mundial tuvo en cuenta la actitud "abierta y honesta" mostrada por el patrón de McLaren, Martin Whitmarsh, que expresó ante la FIA el "cambio de cultura" que ha tenido lugar en la organización de la escudería.

El responsable de la escudería, el único que compareció ante el Consejo Mundial, reconoció haber cometido errores y presentó sus excusas a la organización".

Ante ello, el Consejo "estima que suspender la aplicación de la pena es lo apropiado", indicó la FIA en un comunicado.

McLaren admitió cinco cargos de ruptura del artículo 151c de las reglas de la FIA, al haber mentido a los comisarios de carrera durante el Gran Premio de Australia del pasado 29 de marzo.

En esa carrera, el equipo dijo que Lewis Hamilton no había recibido consignas de equipo para dejarse adelantar por Jarno Trulli (Toyota), cuando la bandera amarilla estaba alzada.

Al final de esa carrera, Trulli fue sancionado por ese adelantamiento y desposeído del tercer puesto en beneficio de Hamilton.

Pero las grabaciones de las órdenes de equipo demostraron que el piloto británico había recibido consignas para dejar pasar a Trulli, algo que negaban en McLaren.

Los comisarios devolvieron a Trulli su podium y sancionaron a Hamilton.

Finalmente, la escudería británica admitió la mentira y cargó toda la responsabilidad en su responsable deportivo, Dave Ryan, que fue cesado del cargo.

Desde entonces, McLaren cambió de actitud, se mostró conciliador, obligó a Hamilton a comparecer en una conferencia de prensa para pedir perdón e hizo saber que acataría la sanción que se le impusiera.

No es la primera vez que la escudería pasa ante los jueces de la FIA.

Hace dos años, McLaren, dirigida entonces por Ron Denis, fue sancionado con cien millones de euros y con la pérdida de todos los puntos en la clasificación de marcas por un caso de espionaje a Ferrari.