Lewis Hamilton se siente como un preso que no ha cometido ningún crimen

  • Londres, 15 may (EFE).- Lewis Hamilton, campeón del mundo de Fórmula Uno, se siente como un preso que no ha cometido ningún crimen, en relación con las acusaciones sobre mentiras y espionaje que le han rodeado a él y al equipo McLaren en los últimos meses, según afirma en una entrevista que publica hoy el diario "The Times".

Lewis Hamilton se siente como un preso que no ha cometido ningún crimen

Lewis Hamilton se siente como un preso que no ha cometido ningún crimen

Londres, 15 may (EFE).- Lewis Hamilton, campeón del mundo de Fórmula Uno, se siente como un preso que no ha cometido ningún crimen, en relación con las acusaciones sobre mentiras y espionaje que le han rodeado a él y al equipo McLaren en los últimos meses, según afirma en una entrevista que publica hoy el diario "The Times".

"Tengo una sensación similar a la de cualquier persona que va a la cárcel, pero siente que no debería estar entre rejas. Esta es la sensación que he tenido, aunque sé que lo que ocurrió en Australia fue un error", afirma el piloto británico.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) sancionó a McLaren, la escudería de Hamilton, con tres carreras después de que el equipo mintiera a los comisarios de carrera en el Gran Premio de Australia de marzo pasado, al asegurar que no habían dado consignas a su piloto para que se dejara adelantar por Jarno Trulli (Toyota) con el coche de seguridad en la pista.

Las grabaciones de las conversaciones entre el equipo y Hamilton demostraron que sí se habían dado esas consignas, lo que llevó a los comisarios a excluirle de la carrera y en un posterior Consejo Mundial decretar la sanción por tres carreras, posteriormente suspendida.

Este caso, unido al del espionaje a Ferrari, por el que McLaren tuvo que pagar una millonaria multa, ha hecho que Hamilton se sienta decepcionado por el exceso de política en la Fórmula Uno.

"Yo quiero ser un piloto. No estoy en este deporte para ser un político", dice Hamilton, que añade: "solía disfrutar de la Fórmula Uno y me han quitado parte de eso. Nunca imaginé que habría tanta política cuando llegué a esto. Fue un shock".

El campeón del mundo reconoce que "esta es la manera en la que, por alguna razón, funciona la Formula Uno" y dice echar de menos las categorías inferiores "donde todo el mundo está sólo para correr y los equipos no tienen otro interés que no sea correr".

Hamilton asegura que todos estos episodios extradeportivos no han afectado su conducción: "no permitiré que nada afecte mi manera de conducir, pero esto afecta a la vida, a tu manera de ser".