Solo otros cuatro Grandes Premios habían repartido la mitad de puntos

  • Sepang (Malasia), 5 abr (EFE).- El Gran Premio de Malasia, detenido en la vuelta 33 de las 56 de que constaba la carrera, antes de cumplirse el 75 por ciento de la distancia establecida, se ha unido en la historia de la Fórmula Uno a otros cuatro que por el mismo motivo sólo repartieron la mitad de los puntos en juego.

Sepang (Malasia), 5 abr (EFE).- El Gran Premio de Malasia, detenido en la vuelta 33 de las 56 de que constaba la carrera, antes de cumplirse el 75 por ciento de la distancia establecida, se ha unido en la historia de la Fórmula Uno a otros cuatro que por el mismo motivo sólo repartieron la mitad de los puntos en juego.

De los cinco Grandes Premios cuatro, Malasia este año, Austria 1975, Mónaco 1984 y Australia 1991, lo fueron por lluvia y tan sólo uno por accidente, el de España de 1975, en el circuito de Montjuic.

Aquel Gran Premio de España comenzó mal, con un plante de los pilotos al estar mal fijados los raíles de seguridad, algunos de ellos estuvieron apretando tuercas y tornillos, para finalmente tomar todos la salida, menos los hermanos Fittipaldi -Emerson y Wilson- y el italiano Arturo Merzario.

Al iniciarse la vuelta 26 el Embassy Hill-Lola Cosworth del alemán Rolf Stommelen que encabezaba la prueba perdía el alerón trasero en el cambio de rasante del estadio volaba hacia la derecha de la pista y tras dar en las alambradas de protección volvía a la pista y colisionaba con el Brabham BT44B Cosworth del brasileño Carlos Pace, que le seguía en segunda posición.

En su vuelo el coche de Stommelen había arrollado a un bombero, un fotógrafo y dos espectadores que resultaron muertos, mientras el piloto sufrió la fractura de una pierna, una muñeca y dos costillas.

La carrera se prologaría cuatro vueltas mas, hasta la 29, de las 75 a las que estaba prevista, antes de ser detenida.

Aquel accidente fue el final del circuito de Montjuic y en este último Gran Premio logró su única victoria el alemán Jochen Mass (Mclaren M23 Cosworth) y la italiana Lella Lombardi (March 751 Cosworth) se convertía en la primera mujer en puntuar en la historia de la Fórmula Uno, medio punto.

Ese mismo año de 1975 el Gran Premio de Austria, disputado el 17 de agosto en el circuito de Osterreichring, también trágico por que el sábado en los entrenamientos fallecía el estadounidense Mark Donohue (March 751 Ford), sería el primero en el que la lluvia torrencial impediría acabar la carrera.

El vencedor de la prueba sería el italiano Vittorio Brambilla (March 751 Ford) que emocionado por su triunfo, el único que lograría en Fórmula Uno, al dar por terminada la carrera en la vuelta 29 de las 54 de que constaba, se puso a llorar de emoción y terminó contra los raíles de seguridad aunque logró llegar con su maltrecho coche hasta el podio.

El Gran Premio de Mónaco de 1984 ha pasado a la historia por ser uno de los mas polémicos y el primero del largo duelo que dirimirían el francés Alain Prost y el brasileño Ayrton Senna.

Alain Prost (Mclaren MP4 TAG Porsche), desde la "pole" dominaba la carrera, pero en medio del diluvio Ayrton Senna (Toleman TG184 Hart), remontaba desde la decimotercera posición y lograba adelantarle en la vuelta 33 de las 71 de que constaba la prueba, en el momento en el que belga Jacky Ickx, director de carrera, sacaba la bandera roja para detener la prueba.

En el momento de detener la carrera Ickx, la lluvia caía ya con mucha menor intensidad y como se tiene en cuenta para la clasificación final la de la de las dos vueltas anteriores a la detención, la 31, Prost fue declarado vencedor y Senna, que disputaba su cuarto Gran Premio de Fórmula Uno sintió que le habían robado el triunfo.

En aquella ocasión se acusó a Ickx de detener la prueba cuando adelantó Senna a Prost para favorecer a Porsche, cuyos motores impulsaban los Mclaren y casa para la el que el corría el mundial de resistencia.

La última carrera en la que se otorgaron la mitad de los puntos fue el Gran Premio de Australia de 1991 disputado en Adelaida, era también la última prueba del mundial y quizás nunca se debió iniciar.

En aquel año todavía no existían los coches de seguridad para poder hacer una salida neutralizada y tras muchas discusiones, Ayrton Senna encabezaba a los pilotos para no tomar la salida, por razones comerciales, como siempre se dio la salida a la carrera con un notable retraso.

La pista estaba impracticable por el agua acumulada, seis coches se habían tenido ya que retirar por accidente y cada vez llovía con mas fuerza y en cada paso por la línea de meta Ayrton Senna (McLaren MP4/6 Honda) agitaba los brazos al director de carrera para que detuviera la misma.

Cuando se cumplía tan solo la vuelta 14 de las 81 programadas se daba por finalizad el gran Premio y el mundial de 1991 con la victoria de Ayrton Senna en ambos.