59-60. El Murcia cumple su sueño de seguir en ACB ante un CAI que desciende a la LEB

  • Zaragoza, 9 may (EFE).- El CB Murcia fue capaz de cumplir su sueño de salvarse en Zaragoza, ciudad en la que hace tres años logró el ascenso de LEB en el quinto y definitivo partido, y lo logró ante un CAI Zaragoza que no supo estar a la altura de las circunstancias y estuvo siempre un punto por detrás de su rival.

59-60. El Murcia cumple su sueño de seguir en ACB y repite historia ante un CAI que desciende a la LEB

59-60. El Murcia cumple su sueño de seguir en ACB y repite historia ante un CAI que desciende a la LEB

Zaragoza, 9 may (EFE).- El CB Murcia fue capaz de cumplir su sueño de salvarse en Zaragoza, ciudad en la que hace tres años logró el ascenso de LEB en el quinto y definitivo partido, y lo logró ante un CAI Zaragoza que no supo estar a la altura de las circunstancias y estuvo siempre un punto por detrás de su rival.

Al CAI Zaragoza se le notó desde el primer segundo que el balón le pesaba un poco más que a un CB Murcia que saltó a la pista con el claro objetivo de dejar que fuesen los zaragozanos los que adoptasen las decisiones más arriesgadas, mientras ellos se limitaban a realizar el juego que más les convenía.

No obstante, tanto zaragozanos como murcianos dejaron claro con un juego demasiado limitado que a esta última jornada habían llegado metidos en la lucha por la permanencia por deméritos propios.

Los murcianos saltaron a la pista más relajados que su rival y en seguida se notó que sus nervios estaban más templados que los de los zaragozanos, quienes, a pesar de contar con el apoyo incondicional de su público, no encontraban posiciones cómodas.

Los hombres de Manolo Hussein, que jugó los primeros diez minutos con el cinco inicial, sin hacer un baloncesto notable aprovechaban una y otra vez la falta de claridad en sus ideas de los locales y abrieron la primera brecha en el marcador (7-16) que consiguieron mantener al finalizar este primer cuarto.

El argentino Paolo Quinteros, todavía convaleciente de una rotura en el arco cigomático del pómulo derecho, fue la gran sorpresa de los zaragozanos en este último partido. Cuando saltó a la pista, en el último minuto y medio del primer cuarto, se notó que le faltaba la confianza que recobró con un triple en el inicio del segundo, convirtiéndose en la única luz que guiaba a un conjunto completamente en penumbra.

Los pimentoneros llegaron a alcanzar la barrera de los diez puntos (15-25), a pesar de los diez puntos eléctricos del internacional albiceleste en poco más de cuatro minutos.

El partido se iba endureciendo con un CAI incapaz de anotar desde cualquier punto, aunque una mínima mejora defensiva les sirvió para ir acercándose en el electrónico y poder irse al vestuario con tan solo dos puntos de desventaja.

Los rojillos parecieron reaccionar tras el descanso y con un triple de Green y una canasta de Phillip se pusieron por primera vez en el partido por delante (34-33). Lo que debía haber supuesto un punto de tranquilidad y aplomo, se convirtió en una pesada carga en forma de precipitación para los locales con ataques muy rápidos y una falta de acierto preocupante.

Por su parte los grana habían establecido una velocidad de crucero en su juego, poco brillante pero suficiente para volver a ponerse por delante en el marcador y poder afrontar los diez últimos minutos con cinco puntos de ventaja.

El arranque del último cuarto fue muy esperanzador para los locales que recuperaron el dominio en el marcador con un parcial de 8-0, pero los murcianos, a pesar de sus innumerables problemas económicos y de haber viajado sin Chris Thomas, supieron dar el do de pecho en un final de partido tremendamente igualado que resolvió Taquan Dean desde la línea de tiros libres, después de cometer los locales dos faltas, una de ellas en ataque, en los catorce últimos segundos.

Ficha técnica:

59 - CAI Zaragoza (9+20+12+18): Green (10), Lescano (4), Cvetkovic (9), Phillip (14) y Woods (4) -cinco inicial- Victoriano (-), Quinteros (14), Garcés (-) y Guerra (4).

60 - CB Murcia (18+13+15+14): Marco (11), Dean (15), Slanina (9), Moss (5) y Barnes (13) -cinco inicial- Robles (3), Fajardo (2), Young (2), Mijatovic (-) y Opacak (-).

Árbitros: Arteaga, Perea y Jiménez. No excluyeron por personales a ningún jugador.

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 10.650 espectadores.