67-71. Importante victoria del CAI ante un Ricoh Manresa que dio facilidades

  • Manresa (Barcelona), 8 mar. (EFE).- El CAI Zaragoza consiguió una victoria importantísima (67-71) en la difícil pista del Ricoh Manresa, que le dio facilidades.

67-71. Importante victoria del CAI ante un Ricoh Manresa que dio facilidades

67-71. Importante victoria del CAI ante un Ricoh Manresa que dio facilidades

Manresa (Barcelona), 8 mar. (EFE).- El CAI Zaragoza consiguió una victoria importantísima (67-71) en la difícil pista del Ricoh Manresa, que le dio facilidades.

El partido tuvo un final loco, que no se decidió hasta los últimos segundos, en los que pudo haber pasado cualquier cosa. El CAI Zaragoza, que mantuvo una defensa 2-3 durante todo el partido y no pudo contar con Loren Woods, dominó en el marcador y cuando el Manresa consiguió la remontada y dio la vuelta al marcador, supo aguantar, no hundirse y ganar.

El CAI tenía las cosas mucho más claras al principio del partido y se notó. Tres triples consecutivos de los visitantes (Lescano, Green y Phillip) nada más empezar situaron el marcador en 4-9.

La defensa zonal 2-3 ordenada por Angulo surgía efecto en el ataque del Manresa que no encontraba el camino a canasta. Con 4 a 15 en el marcador (m.5), Ponsarnau pedía el primer tiempo muerto.

La reacción catalana no llegaba y el CAI ampliaba la diferencia. Con una jugada de 2+1 de Quinteros, la ventaja se situaba en 14 puntos (10-24, m. 8), y subiendo. El cuarto triple del CAI, obra de Lescano, dejaba el marcador en 12-27 (min. 10), la máxima diferencia del partido. Por parte del Manresa, solo se salvó Josh Asselin que consiguió 8 de los 12 puntos de su equipo.

La reacción del Ricoh llegó con el segundo cuarto, con un acertado Jordi Grimau que dio la salida a un parcial de 17-2, que culmino él mismo empatando el partido a 29 (m. 18). A falta de 1'56 para el final, Zizic anotaba la segunda canasta del CAI en este cuarto, lo que sumado a otra canasta de Green y dos tiros libres, permitió a los aragoneses irse al descanso con 6 puntos de ventaja (29-58, min. 20).

A la vuelta de la media parte, el CAI mantenía su defensa zonal 2-3, con la que el Manresa continuaba a remolque. Román Montañez hizo valer su experiencia y clavó un triple que adelantaba por primera vez al Manresa (44-43, m. 30). Un triple que respondió con efectividad Lucas Victoriano para dejar el marcador en 44-48, al final del tercer cuarto.

En el último y definitivo período, el Manresa salió dispuesto a dar la vuelta al partido. Un parcial inicial de 10 a 0 (54-48, min. 33) obligó a Alberto Angulo a pedir tiempo muerto, pero el Ricoh supo mantener la continuidad en la remontada, que amplió hasta el 60-50 (min. 36), con una jugada de 2+1 del capitán Guille Rubio.

Con el Ricoh 10 arriba, el partido parecía decantarse a favor del equipo local, pero el Manresa echó a perder todo el trabajo y facilitó las cosas a un CAI que no falló. En especial, Taurean Green que marcó el triple del empate a 60 a falta de 2 minutos y 12 segundos para el final.

El marcador se situó con 60 a 67, tras un parcial de 0 a 17 a favor de los maños a falta de 36 segundos para acabar el partido. San Miguel anotaba dos tiros libres después de la falta de Green y también marcaba Ibaka después de la falta en ataque de Quinteros. 64-67 en el marcador.

El Manresa soñaba con empatar el partido. Javi Rodríguez recuperó el balón, no anotó pero la posesión continuó siendo para los locales. Ibaka anotó (66-67, m. 40). Quinteros no falló en los tiros libres, algo que sí hizo San Miguel. Dos tiros libres más de Green y victoria del Zaragoza (67-71, m.40).

- Ficha técnica:

67. Ricoh Manresa (12+17+15+23): Rodríguez (2), Montañez (11), Bulfoni (3), Asselin (18), Rubio (8) -cinco inicial-, Ibaka (11), Grimau (7), San Miguel (5), Sánchez (2) y Alzamora.

71. CAI Zaragoza (27+8+13+23): Green (13), Quinteros (15), Lescano (10), Phillip (11), Garcés (11) -cinco inicial-, Arteaga, Victoriano (3), Pérez, Zizic (8) y Guerra.

Árbitros: de la Maza, Guirao y García Leal, eliminaron por 5 faltas a Tuky Bulfoni (m.37) y Paolo Quinteros (m. 40).

Incidencias: partido de la vigésimo quinta jornada de la liga ACB disputado en el pabellón del Nou Congost ante 4.300 espectadores.