82-78. El iurbentia necesitó una prórroga para vencer al Spirou Charleroi

  • Bilbao, 24 feb (EFE).- El iurbentia Bilbao Basket ha necesitado de una prórroga para imponerse en un emocionante partido al Spirou Charleroi (82-78) y de paso acercarse aún más a la Final entre Ocho de Turín, que roza ya con las yemas de los dedos.

82-78. El iurbentia necesitó una prórroga para vencer al Spirou Charleroi

82-78. El iurbentia necesitó una prórroga para vencer al Spirou Charleroi

Bilbao, 24 feb (EFE).- El iurbentia Bilbao Basket ha necesitado de una prórroga para imponerse en un emocionante partido al Spirou Charleroi (82-78) y de paso acercarse aún más a la Final entre Ocho de Turín, que roza ya con las yemas de los dedos.

Con este triunfo, el equipo bilbaíno continúa en la privilegiada posición que le mantiene como el equipo de su grupo con más opciones de clasificación y, además, como campeón.

Una victoria por más de dos puntos ante el Lietuvos Rytas en La Casilla, en la última jornada, le aseguraría ambas cosas, si bien la primera de ellas, el billete para la ciudad italiana, lo podría obtener ya ganando en el próximo partido en cancha alemana frente a un Artland Dragons, ya eliminado tras perder frente al conjunto lituano.

El choque de hoy, que se le presentaba de cara a los de Txus Vidorreta tras su triunfo en Bélgica por 20 puntos de diferencia, estuvo presidido fundamentalmente por la emoción. El juego no fue excelso, pero la igualdad se mantuvo hasta el final y la sombra de la derrota planeó mucho rato por encima de los jugadores locales.

El equipo bilbaíno demostró hoy que no está al nivel que esperaba a estas alturas de campaña y que su discreto caminar en la ACB no es una casualidad. Aun así, fue capaz de sacar fuerzas de donde apenas tenía y de ir encontrando de vez en cuando alguien que tirase del carro.

Primero fue Salva Guardia a base de casta; después, con más continuidad, un casi increíble Damir Markota, que jugó uno de los partidos de su vida (23 puntos y 26 de valoración); más tarde Marko Banic (24 de valoración) y Ronnie Seibutis, ambos con protagonismo en el cuarto parcial; y finalmente hasta un Javi Salgado desconocido durante los 40 minutos reglamentarios.

El mal partido del capitán explica bien el momento de juego de un iurbentia que, no obstante, sigue pletórico de resultados en Europa, donde sólo ha perdido un partido y tiene su presencia en la fase final más que encarrilada.

Hoy, de todos modos, el Spirou le dio mucha guerra, especialmente en posiciones exteriores, donde su trío titular de americanos (Johnson, el ex madridista Hamilton -17 puntos y 24 de valoración- y Broyles) han completado un gran encuentro hasta que en el tramo final fallaron muchos tiros.

Pero mantuvieron durante mucho tiempo a su equipo, que llegó a estar 8 puntos arriba (20-32) y fue capaz de reaccionar con espléndido 1-13 en el peor momento por el que pasó, cuando el iurbentia se puso 57-50 en el tercer cuarto de la mano, sobre todo, de Markota.

Incluso pudo ganar antes de la prórroga el conjunto valón, pero a Tabu no le entró un triple a dos segundos del final. Hamilton le arregló las cosas cogiendo el rebote ofensivo y anotando dos tiros libres con el tiempo terminado tras recibir una falta.

En el tiempo añadido, siguió el atasco de ambos equipos, aunque con el bilbaíno un poco más acertado. Apareció un par de veces Salgado y la cosa cayó del lado local.

Ficha técnica:

82 - Iurbentia Bilbao Basket (18+25+17+14+8): Blums (7), Seibutis (9), Recker (9), Banic (14) y Pasalic (2) -cinco inicial-; Salgado (4), Vázquez (-), Savovic (4), Markota (23) y Guardia (10).

Entrenador: Txus Vidorreta.

78 - Spirou Basket (23+18+22+11+4): Jerry Johnson (12), Justin Hamilton (17), Broyles (15), Massot (9) y Lalic (4) -cinco inicial-; Barac (-), Tabu (3), Riddick (6), Matela (12) y Wilkinson (-).

Entrenador: Drazen Anzulovic.

Parciales: 18-23, 43-41 (descanso); 60-63, 74-74 y 82-74 (prórroga).

Árbitros: Stelios Koukoulekidis (GRE), Carmelo Paternico (ITA) y Joseph Bissang (FRA). Eliminados por personales Riddick (m.35) y Hamilton (m.43).

Incidencias: Unos 5.000 espectadores en La Casilla. Cuarta jornada del Grupo L de la segunda fase de la Eurocopa.