83-75. Howard justificó su reivindicación de líder y empató la serie

  • Orlando (EEUU), 14 may (EFE).- El pívot Dwight Howard respondió a la reivindicación que había hecho de recibir mas veces el balón dentro de la pintura con un doble-doble que permitió a los Magic de Orlando vencer por 83-75 a los Celtics de Boston en el sexto partido de las semifinales de la Conferencia Este.

83-75. Howard justificó su reivindicación de líder y empató la serie

83-75. Howard justificó su reivindicación de líder y empató la serie

83-75. Howard justificó su reivindicación de líder y empató la serie

83-75. Howard justificó su reivindicación de líder y empató la serie

Orlando (EEUU), 14 may (EFE).- El pívot Dwight Howard respondió a la reivindicación que había hecho de recibir mas veces el balón dentro de la pintura con un doble-doble que permitió a los Magic de Orlando vencer por 83-75 a los Celtics de Boston en el sexto partido de las semifinales de la Conferencia Este.

La victoria permitió a los Magic empatar a 3-3 la serie al mejor de siete partidos y el decisivo se disputará el próximo domingo, en el Northbank Garden, de Boston.

Howard dominó por completo el juego bajo los aros con 23 puntos (9-16, 5-12) y 22 rebotes para llegar a los 22 partidos de la fase final con dobles dígitos en ambos apartados.

El pívot estrella de los Magic también puso tres tapones y dio dos pases de anotación para cometer cinco faltas personales.

El alero Rashard Lewis con 20 puntos fue el segundo máximo encestador para los Magic, que también tuvieron el apoyo del alero francés Mickael Pietrus, su mejor reserva, y el base titular Rafer Alston, que lograron 11 tantos cada uno.

Pero fue el alero turco Hedo Turkoglu, quien iba a convertirse en el héroe del partido después que anotó un triple decisivo con 1:23 minuto para concluir el tiempo reglamentario, que dejó un parcial de 81-75, que iba a ser definitivo.

Turkoglu no había tenido su mejor noche encestadora al fallar 10 de los 12 tiros a canasta que había hecho hasta entonces, incluidos cuatro triples, pero logró el decisivo.

El alero turco se quedó con sólo siete puntos para dejar a los Magic con un 36,0 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 23,1 (6-26) de triples, comparados al 41,6 y 16,7 (3-18), respectivamente, de los Celtics.

El base Rajon Rondo con un doble-doble de 19 puntos, 16 rebotes y seis asistencias fue el líder indiscutible de los Celtics, que volvieron a ver como el escolta Ray Allen le tocó la noche de la falta de inspiración en los tiros a canasta.

Allen se quedó con cinco puntos después de fallar 9 de 11 tiros de campo, incluidos los siete triples que hizo, para ver como los Celtics, que llegaron al cuarto periodo con 10 puntos de ventaja al final la racha de 11-2, de los Magic, fue la que les dejó sin el triunfo que necesitaban para estar en las finales de la Conferencia Este.

El mal control del balón fue otra de los factores que le iban a costar a los Celtics el partido después de perderlo 19 veces por tan sólo nueve los Magic.

"No supimos proteger el balón ante la defensa de los Magic, tampoco nos aprovechamos de la ventaja en el marcador y dejamos que al final el ritmo lo pusieran ellos", declaró Doc Rivers, entrenador de los Celtics. "Ahora nos jugamos la clasificación en el último partido".

Los Magic buscaran el domingo llegar a las finales por primera vez desde que lo hicieron en 1996 cuando estaba con el equipo el pívot Shaquille O'Neal.