90-95. Howard impidió la remontada de los Celtics y los Magic toman ventaja

  • Boston (EEUU), 4 may (EFE).- La tensión y desgaste físico y mental que sufrieron los jugadores de los Celtics de Boston ante los Bulls de Chicago les pasó factura en el primer partido ante los Magic de Orlando en las semifinales de la Conferencia Este, que perdieron por 90-95.

90-95. Howard impidió la remontada de los Celtics y los Magic toman ventaja

90-95. Howard impidió la remontada de los Celtics y los Magic toman ventaja

Boston (EEUU), 4 may (EFE).- La tensión y desgaste físico y mental que sufrieron los jugadores de los Celtics de Boston ante los Bulls de Chicago les pasó factura en el primer partido ante los Magic de Orlando en las semifinales de la Conferencia Este, que perdieron por 90-95.

Después de haber protagonizado una serie memorable e histórica ante los Bulls, que se tuvo que definir en el séptimo partido, el pasado sábado, los Celtics volvieron al Northbank Garden, de Boston, pero todavía afectados por el desgaste ánimo sufrido y se notó en la primera parte, en la que fueron barridos por los Magic (36-54).

La diferencia llegó a ser de hasta 28 puntos, pero los Celtics reaccionaron a partir del tercer periodo y en especial en el cuarto hasta ponerse con parcial de 90-93 a seis segundos para concluir el tiempo reglamentario.

Dos tiros de personal del base J.J.Redick sentenciaron el marcador y la victoria de los Magic, que recuperan la ventaja de campo y disputarán el segundo partido de la serie el próximo miércoles en el mismo escenario del Northbank Garden.

"Hemos ganado, pero no me ha gustado la intensidad que tuvo el equipo en la segunda parte", declaró el pívot Dwight Howard, de los Magic, que logró un doble-doble para su equipo después de aportar 16 puntos con 22 rebotes, tres tapones y tres asistencias.

Howard jugó su primer partido con los Magic después de haberse perdido el sexto de la serie contra los Sixers de Filadelfia a los que los Magic eliminaron en la primera ronda por 4-2, al mejor de siete.

El alero Rashard Lewis con 18 puntos y siete rebotes encabezó la lista de cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos y ayudaron a los Magic a conseguir un 43,2 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 33,3 (9-27) de triples, comparado al 38,5 y 34,8 (8-23), respectivamente, de los Celtics.

El escolta-alero francés Mickael Pietrus, con 17 triunfos, se convirtió en el jugador sorpresa para los Magic, que no pudieron contar con el novato Courtney Lee, que sigue de baja con una lesión en la cara que le produjo un codazo involuntario de Howard.

"Conseguimos una victoria importante, pero tenemos que elevar mucho mas nuestra consistencia en el juego si queremos eliminar a los Celtics", comentó Stan Van Gundy, entrenador de los Magic, que ganaron por sólo por quinta vez en Boston desde la temporada de 1997.

El alero Paul Pierce con 23 puntos, incluidos 16 en la segunda parte, volvió a ser el líder en el ataque de los Celtics, que no estuvieron muy acertados, especialmente en el juego de transición de la primera parte, pues concluyeron el partido con 14 pérdidas de balón.

El base Rajon Rondo logró un doble-doble de 14 puntos, 10 rebote, ocho asistencias y tres recuperaciones de balón, pero no estuvo acertado en el ataque al fallar 10 de 12 tiros de campo.

Le salvaron los 10 que logró en los 12 lanzamientos de tiros libres que hizo, la mayoría en la segunda mitad.

El alero Glen Davis aportó 12 puntos, mientras que el pívot Kendrick Perkins fue el líder en el juego bajo los aros al capturar 16 rebotes con tres tapones.

"Salimos sin la concentración que necesitábamos en el partido, no estuvimos acertados en los tiros a canasta y ahí estuvieron las claves de la derrota", comentó Doc Rivers, entrenador de los Celtics. "Ahora nos toca de nuevo volver a recuperar el terreno perdido cuando vayamos a Orlando", añadió.

Rivers dijo que su equipo con menos de dos minutos y un parcial de 87-91 tuvo varias posibilidades de haber completado la remontada en el marcador.

"Nos faltó un poco de concentración y paciencia para haber logrado el triple que nos hubiese metido de lleno en el partido", explicó Rivers. "Ahora eso ya no cuenta y hay que pensar, primero en descansar, y luego en el segundo de la serie que es el que, de verdad, necesitamos ganar".